El Gobierno se despide con la sensación de haber "cumplido con su deber" de sacar a España de la "ruina"

"Creo que a esto hay que venir aprendido y resistente y el ánimo está resistente y aprendido", trasladó la todavía ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, que aseguró que Rajoy está "exactamente igual".

Servimedia 1 de junio de 2018

La vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, valoró este viernes que durante los casi seis años y medio de acción gubernamental se ha "cumplido con el deber" de sacar a España de la "ruina".

Así se pronunció en el patio del Congreso de los Diputados, minutos antes de que diese comienzo la segunda sesión de la moción de censura impulsada por los socialistas para arrebatar el poder a Mariano Rajoy y que triunfará si todos los grupos cumplen con el voto anunciado.

"Creo que a esto hay que venir aprendido y resistente y el ánimo está resistente y aprendido", trasladó la todavía ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, que aseguró que Rajoy está "exactamente igual".

Argumentó que tras estos años "muy intensos" de acción de Gobierno en los que se ha conseguido sacar a España de la "ruina" y colocarla donde está hoy, "uno puede mirar hacia lo que ha hecho y ver que ha cumplido con su deber".

Sobre la ausencia de Rajoy ayer por la tarde en la Cámara Baja, cuando los grupos parlamentarios exponían sus posiciones, defendió que "era el debate de Pedro Sánchez con los que le van a apoyar y seguir en este Gobierno".

La que ha sido la 'número dos' de Rajoy en La Moncloa también descartó que Rajoy vaya a dimitir para frustrar este mecanismo parlamentario de exigencia de responsabilidades al Gobierno, como ayer ya repitieron hasta la saciedad desde su entorno.

En los pasillos de la Cámara Baja, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, explicó que afronta su "último día" en el Gobierno "tranquilo" y "muy orgulloso" por haber tenido el "privilegio" de dirigir esta cartera ministerial.

No obstante, De la Serna reconoció que está "triste" por ver "la forma en la que algunos quieren llegar a la Presidencia del Gobierno". Pero el gabinete de Rajoy, aseguró, está "con la cabeza muy alta". En cuanto a su futuro personal, recordó que no es diputado ni funcionario, así que comenzará a partir de ahora una nueva etapa.

Los todavía ministros de Empleo y de Justicia, Fátima Báñez y Rafael Catalá, respectivamente, se limitaron a decir a su entrada al Hemiciclo que están "muy bien" a pesar del giro político que hará que Sánchez llegue a La Moncloa y se convierta en presidente, por primera vez en la democracia, a través de una moción de censura.