Los PGE pueden debatirse en el Senado sin un ministro que los defienda

Así lo explicaron fuentes del Senado, que indicaron que no hay obligación de que los proyectos de ley sean defendidos por ningún miembro del Gobierno, a pesar de que la tradición es que, en el caso de los Presupuestos, el ministro de Hacienda defienda el proyecto.

Servimedia 31 de mayo de 2018

Los PGE pueden debatirse en el Senado sin un ministro que los defienda

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 podrían ser debatidos en el Pleno del Senado la próxima semana sin que ningún ministro los defienda, una situación ocasionada por el cambio de Gobierno que supondría el triunfo de la moción de censura presentada por el PSOE para hacer presidente a Pedro Sánchez, que se vota mañana.

Así lo explicaron a Servimedia fuentes del Senado, que indicaron que no hay obligación de que los proyectos de ley sean defendidos por ningún miembro del Gobierno, a pesar de que la tradición es que, en el caso de los Presupuestos, el ministro de Hacienda defienda el proyecto.

Esta es la situación que podría producirse la próxima semana en la Cámara Alta, donde está previsto que el martes, a partir de las 16.00 horas, tenga lugar el debate de totalidad del proyecto presupuestario, en el que se votarán los vetos que presenten los grupos parlamentarios.

Así, en caso de que mañana Sánchez sea investido presidente del Gobierno, los actuales ministros que conforman el Gobierno encabezado hasta ahora por Mariano Rajoy quedarán en funciones hasta que el líder socialista forme un nuevo Ejecutivo.

SITUACIÓN PARADÓJICA

De esta forma, en función del tiempo que tarden en anunciarse los nombres de los nuevos ministros, el Pleno del Senado podría debatir el martes los PGE con Cristóbal Montoro todavía como ministro de Hacienda y Función Pública en funciones. Sin embargo, ante la nueva situación, éste podría optar por no acudir a la sesión plenaria a defender el proyecto.

Otra posibilidad es que el martes ya se haya producido el cambio de cartera en el Ministerio de Hacienda y Función Pública y un nuevo ministro, elegido por Pedro Sánchez, ocupe ya dicho cargo.

En este caso, los acontecimientos ocurridos en la tramitación presupuestaria hasta este momento indican que las cuentas públicas tampoco serían defendidas por el nuevo ministro, ya que, desde el inicio de su tramitación en el Congreso de los Diputados, el PSOE se ha mostrado en contra de las cuentas elaboradas por el Ejecutivo popular. De lo contrario, se daría la situación paradójica de que un ministro del PSOE defenda unos PGE sobre los que dos semanas antes los socialistas votaron en contra.

En caso de que los Presupuestos superen el trámite de la próxima semana, algo garantizado por la mayoría absoluta del PP en el Senado, las cuentas públicas pasarían a la Comisión de Presupuestos de la Cámara Alta para, por último, volver al Pleno programado para el 19 de junio. En esa ocasión volvería a repetirse la situación en la que ningún ministro defienda unos PGE que, en caso de no incorporar ninguna enmienda en todo el proceso, serían aprobados de forma definitiva si el PP así lo decide.

En este sentido, en el día de ayer distintas fuentes del PP y del Gobierno señalaron que seguirán adelante con la aprobación de los PGE después del esfuerzo realizado para su elaboración.

Este jueves Sánchez anunció durante su intervención en el debate de la moción de censura su intención de mantener los PGE del PP "desde la responsabilidad para garantizar la gobernabilidad de nuestro país".