Rajoy critica la moción de censura "a cualquier precio" de Sánchez

Rajoy compareció en rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa una vez el PSOE registró una moción de censura para arrebatarle el poder después de que ayer se conociese la sentencia de la 'Gürtel', que dictamina que el PP es partícipe a título lucrativo de la trama. "Mientras dependa de mí, quiero que la legislatura dure cuatro años e intentaré que así sea"

Servimedia 25 de mayo de 2018

El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, criticó este viernes la moción de censura "a cualquier precio" que ha presentado el líder del PSOE, Pedro Sánchez, para tratar de echarle de La Moncloa y reiteró su deseo de agotar la legislatura "porque es bueno, da certidumbre y permite gobernar con tranquilidad" el país.

Rajoy lanzó este mensaje en una comparecencia en el Palacio de la Moncloa tras la reunión ordinaria del Consejo de Ministros de este viernes, durante la cual se conoció la presentación de una moción de censura en el Congreso de los Diputados por parte del PSOE y la exigencia de Ciudadanos para que el PP convoque elecciones generales tras la sentencia de la Audiencia Nacional sobre el 'caso Gürtel'.

El jefe del Ejecutivo criticó el paso dado por Sánchez justo después de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2018 el miércoles en el Congreso, que considera que van "en beneficio de los ciudadanos" frente una moción de censura del PSOE que "va contra la estabilidad en España".

Rajoy advirtió de que las cuentas públicas que están a punto de aprobarse definitivamente, cuando reciban luz verde del Senado, donde el PP cuenta con mayoría absoluta, facilitaban la "estabilidad" mientras que la moción de censura de Pedro Sánchez "perjudica la recuperación económica, es mala para España, mala para los españoles, introduce muchísima incertidumbre y es lesiva para el futuro de todos los ciudadanos".

El presidente atacó al secretario general del PSOE en exclusiva por presentar la moción de censura en estos momentos y criticó especialmente que "se hace en el único interés del señor Sánchez", de quien comentó que "no tiene más objetivo que ser presidente a cualquier precio y con quien sea". "Cualquier día le veremos pactando con Puigdemont", apostilló.

Rajoy recordó que Sánchez perdió las elecciones generales de diciembre de 2015 y volvió a perder en junio de 2016, en las que perdió ocho escaños respecto al resultado de seis meses antes. Desde entonces, manifestó, "está buscando su lugar en la política española".

Añadió que Sánchez "carece de autoridad moral" para presentar una moción de censura contra la corrupción del PP puesto que los expresidentes del PSOE Manuel Chaves y José Antonio Griñán están pendientes de sentencia por el 'caso de los ERE' en Andalucía y le preguntó si "va a dimitir" como secretario general en caso de que les condenen.

También recordó que la actual presidenta del PSOE, Cristina Narbona, se ha visto salpicada en el caso de presunta financiación irregular del Partido Socialista en la Comunidad Valenciana. En caso de ser imputada, resaltó, sería la tercera presidenta federal del PSOE involucrada en un caso de corrupción.

Pese a ello, admitió que la moción de censura del PSOE podría tener éxito pero para ello tiene dos opciones difíciles de encajar: una que pasa por pactar con Ciudadanos y Podemos al mismo tiempo y otra que requiere aliarse con todos los partidos nacionalistas e independentistas, que podrían darle el gobierno pero con los que sería "inviable" gobernar después.

AGOTAR LA LEGISLATURA

Rajoy criticó duramente al PSOE pero apenas quiso hablar de Ciudadanos pese a preguntarle expresamente por la exigencia que esta mañana ha planteado su secretario general, José Manuel Villegas, para que convoque elecciones anticipadas y deje que los españoles decidan el futuro del país tras la sentencia del 'caso Gürtel'.

Frente a ese requerimiento del partido naranja, defendió que es "bueno" que las legislaturas duren cuatro años y se agoten sin molestarle que "los demás defiendan lo que quieran". Recordó, en cualquier caso, que la facultad de convocar elecciones le corresponde en exclusiva a él y no necesita consultarla con nadie.

Rajoy criticó la "manía de adelantar elecciones" de otras formaciones políticas que, en su opinión, "responde a intereses de partido" e insistió en que es "partidario de que las legislaturas duren cuatro años".

"En lo que de mí dependa las legislaturas durarán cuatro años porque es bueno, da certidumbre y permite gobernar con tranquilidad", dijo. "Mientras dependa de mí, quiero que la legislatura dure cuatro años e intentaré que así sea".

Rajoy cuestionó que su credibilidad sobre el 'caso Gürtel' está en entredicho tras la sentencia de la Audiencia Nacional, que recordó "no es firme" y está pendiente de los recursos que las partes implicadas van a presentar ante el Tribunal Supremo.

Además, hizo un esfuerzo por argumentar que la moción de censura del PSOE "se sustenta en una falsedad" porque la sentencia de Gürtel no condena "a ningún miembro del Gobierno que ahora se pretende censurar y ninguno era juzgado".

"Esta sentencia se refiere a acontecimientos de 2003 en ayuntamientos de Pozuelo y Majadahonda y nada tiene que ver ningún miembro del gobierno con lo que ocurría en esos ayuntamientos en 2003", subrayó.

Rajoy enfatizó también que la condena a título lucrativo al PP por la financiación ilegal de las campañas electoral del partido en Pozuelo y Majadahonda consiste en una sanción económica por "responsabilidad civil y no penal" e insistió en que su formación "no conocía los hechos y eso lo dice la propia sentencia".

Por todo ello, negó que la moción de censura que Pedro Sánchez ha presentado contra él sea "consecuencia" de la sentencia de la Audiencia Nacional por el 'caso Gürtel' y proclamó que en realidad es "la excusa de todas las necesidades políticas" que tiene en la oposición y ahora pretende "volver a la carga y a las andadas pretendiendo construir gobiernos con cualquiera que le dé su voto".

"PERDÓN HASTA LA SACIEDAD"

Tras la sentencia de Gürtel, Rajoy recogió el guante de la vicesecretaria general de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, que a primera hora de la mañana pidió disculpas por la sentencia del 'caso Gürtel'.

"Perdón yo lo he hecho hasta la saciedad", manifestó el jefe del Ejecutivo, que recordó que ya pidió disculpas cuando se conocieron los acontecimientos, así como en 2013 y 2014 al comparecer ante las Cortes Generales.

Además, consideró que el tema no es que el PP "haga esto o tal", en referencia a que pida o no perdón, ya que el objetivo ahora es otro: que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, "sea presidente a cualquier precio, con quien sea y aprovechando que se produce una sentencia judicial en este momento en la que paradójicamente nadie del Gobierno ha sido condenado".

No obstante, la vicesecretaria general e integrante del Comité de Dirección del PP fue esta mañana más allá que el propio Rajoy al afirmar que ahora "toca asumir la culpa de que algo falló".