Rajoy no puede convocar elecciones hasta después de superar la moción de censura

Es el artículo 115 de la Constitución el que establece que la propuesta de disolución de las Cortes Generales por parte del presidente del Gobierno no podrá presentarse cuando esté en trámite una moción de censura.

Servimedia 25 de mayo de 2018

Rajoy no puede convocar elecciones hasta después de superar la moción de censura
Foto: Twitter

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no puede disolver las Cortes Generales y convocar elecciones anticipadas una vez que hay registrada una moción de censura contra él en el Congreso de los Diputados, y hasta que la haya superado.

La reacción del PSOE al registrar esa moción priva al presidente de esa posibilidad, que podría plantearse para intentar revalidar la confianza de los españoles si Ciudadanos le retira efectivamente su apoyo tras la sentencia del caso 'Gürtel' y le impide en la práctica sacar adelante sus medidas.

Es el artículo 115 de la Constitución el que establece que la propuesta de disolución de las Cortes Generales por parte del presidente del Gobierno no podrá presentarse cuando esté en trámite una moción de censura.

El artículo 113 establece los requisitos para presentar esa moción: estar propuesta por al menos la décima parte de los diputados, es decir 35, e incluir un candidato a la Presidencia del Gobierno que haya aceptado ese reto. Ambos requisitos deben ser verificados por la Mesa del Congreso en su próxima reunión.

Es también la Constitución la que establece que en los dos primeros días tras la presentación de una moción de censura se pueden presentar mociones alternativas, y la votación no puede ser al menos hasta cinco días después de la presentación.

La fecha del debate lo decide la Presidencia del Congreso de acuerdo con el candidato de la moción de censura, Pedro Sánchez, de forma que en todo caso la votación sea pasados esos cinco días establecidos en la Constitución.

En determinados círculos populares se ha especulado en las últimas horas con la posibilidad de que Mariano Rajoy convocara elecciones anticipadas como estrategia política para evitar enfrentarse a una moción de censura en la que el voto conjunto de PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos le echaría de La Moncloa.

Sin embargo, con el registro de la moción de censura de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados, presentada poco después de empezar la reunión del Consejo de Ministros en La Moncloa, Rajoy pierde la opción de disolver las Cortes para poner su futuro en manos de los españoles y queda a expensas de lo que quieran los partidos con representación parlamentaria.

De este modo, Rajoy tendrá que enfrentarse en las próximas semanas en el Congreso de los Diputados a la moción de censura presentada por el PSOE y lo hará aproximadamente un año después de superar la que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, presentó en 2017 y que la Cámara Baja rechazó el pasado 14 de junio.