Zaplana ocultó en Luxemburgo 10,5 millones de las "mordidas"

Zaplana esta siendo investigado por supuestamente repartir 10,5 millones que podría haber cobrado en sobornos durante su etapa al frente de la Generalitat valenciana (1995-2002) y que ocultó en Panamá. Además del exministro fueron detenidas otras seis personas.

Alfonso Mata 23 de mayo de 2018

Zaplana ocultó en Luxemburgo 10,5 millones de las "mordidas"

El exministro de trabajo Eduardo Zapalna fue detenido el martes por agentes de la UCO (Unidad Central Operativa), bajo el marco de la operación 'Erial', cuando se disponía a abandonar por la mañana su domicilio en Valencia, acusado de blanqueo de capitales y delito fiscal. 

Zaplana esta siendo investigado por supuestamente repartir 10,5 millones que podría haber cobrado en sobornos durante su etapa al frente de la Generalitat valenciana (1995-2002) y que ocultó en Panamá. Además del exministro fueron detenidas otras seis personas.

La investigación comenzó a raíz del caso Taula, cuando en un registro, la UCO descubrió unos documentos, propiedad de Marcos Benavent, que insinuaban cobros de comisiones por proyectos aprobados con Zaplana de presidente, tal y como informa 'El País'.

Benavent aseguró que los papeles se los había entregado un ciudadano sirio, quien le aseguró que los había encontrado ocultos en una casa en la que vivió. A través de esta pista, la Fiscalía Anticorupción presentó una denuncia que desembocó en un procedimiento declarado secreto por el Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia que ayer se saldó con la detención de Zaplana. 

A la documentación intervenida a Benavent, la UCO sumó otros indicios que salieron a la luz durante la Operación Lezo: contactos del exministro con uno de los cabecillas de esta trama, el expresidente madrileño y compañero de partido Ignacio González, y su vinculción con un abogado de nacionalidad uruguaya especializado en el blanqueo de capitales. 

Los agentes pudieron constatar que Zaplana había ocultado precisamente en Panamá comisiones por 10,5 millones de euros a través de empresas pantalla creadas y controladas desde Montevideo. Se contrastó que los fondos eran sobornos pagados a Zaplana durante su etapa al frente de la Generalitat de Valencia : la concesión en 1997 para la explotación durante 25 años de las ITV en esa comunidad y el desarrollo del Plan Eólico Valenciano, convocado 2001.