La Complutense abre una investigación sobre la carrera de Pablo Casado

Será la Inspección de Servicios de la Universidad Complutense de Madrid la encargada de llevar a cabo la investigación. Al conseguir el escaño en 2007, la carrera de Casado se aceleró; en cuatro meses aprobó 12 asignaturas, casi la mitad de su licenciatura. 

Alfonso Mata 22 de mayo de 2018

La Complutense abre una investigación sobre la carrera de Pablo Casado
Foto: Archivo

La Universidad complutense de Madrid ha abierto diligencias para detectar si se produjeron irregularidades en el trámite del título de la carrera de Derecho de Pablo Casado, según ha informado la 'Cadena Ser' este martes´. Continúa así la investigación comenzada la semana pasada, cuando La Complutense solicitó al centro Cardenal Cisneros información relacionada con el expediente de Casado.

Será la Inspección de Servicios de la Universidad Complutense de Madrid la encargada de llevar a cabo la investigación. Tal y como informa 'El Mundo', Casado inició sus estudios Universitarios en 1999 en ICADE, para trasladarse posteriormente al Cardenal Cisneros. En 2007, año que el dirigente se presentó por primera vez a unas elecciones regionales, tenía aprobadas 13 asignaturas de Derecho. Al conseguir el escaño, su carrera se aceleró; en cuatro meses aprobó 12 asignaturas, casi la mitad de su licenciatura. Según informa el mismo diario, durante sus años de estudiante, diferentes líderes del PP se pusieron en contacto con el centro para, supuestamente, exigir que el entonces  presidente de Nuevas Generaciones de Madrid, acabara sus estudios cuanto antes.

Alberto Pérez de Vargas, director del  Centro de Estudios Cardenal Cisneros entre 2005 y 2013, afirmó que Esperanza Aguirre se puso en contacto con el centro para exigir que Casado terminar sus estudios."Pablo Casado apareció por el Cisneros de la mano de Esperanza Aguirre; le llevaron allí porque le quedaban varias asignaturas para acabar Derecho [...]. Debió de atascársele Icade, que suele suceder, porque Icade tiene muy mala leche". "Aguirre decía: 'Hombre, cuídame a este chico, que tengo mucho interés'", señala Pérez de Vargas.

Sin embargo, Pérez de Vargas, niega que existan irregularidades administrativas, pero afirma que "lo que sí hubo fueron facilidades. Si al profesor de turno le dio la gana de aprobarle sin examen, adiós muy buenas. Irregularidad de que se forzara no, pero hubo mucho interés, eso es verdad. Te decían que no tenía tiempo, y él mismo decía: 'Es que estoy muy liado'", añade.

Por su parte, Casado ha negado cualquier trato de favor, y explica que  parte de las asignaturas le fueron convalidadas y otra parte ya se las había preparado durante su paso por Icade, por lo que sólo tuvo que presentarse a los exámenes.