Tardà cree que Rajoy y Rivera compiten "a ver quién tiene más testosterona anticatalana"

Asegura que Ciudadanos está "cavando su fosa política", porque a pesar de que pueda crecer en votos está cavando "la tumba de la democracia española".

Servimedia 17 de mayo de 2018

Tardà cree que Rajoy y Rivera compiten "a ver quién tiene más testosterona anticatalana"
Archivo

El diputado de ERC, Joan Tardà, ironizó en los pasillos del Congreso de los Diputados sobre la "conjura, supongo que judeomasónica, para aislar al Reino de España" en Europa, después de la decisión de la Justicia belga de no entregar a los tres implicados en el proceso soberanista por un defecto de forma.

Cuando las leyes se aplican para "atemorizar" a los ciudadanos, incluso vulnerando el propio espíritu de la legalidad que se dice defender y obviando el compromiso de aplicarla "de forma justa y no como sinónimo de crueldad y de venganza", aseguró Tardà, "se ven las vergüenzas", y eso es lo que está ocurriendo con tribunales europeos, cuyas resoluciones espera que ayuden a "recapacitar a quienes han enloquecido".

Denunció, en ese sentido, la "carrera vertiginosa" entre el PP y Cuidadanos por ver "quién tiene más testosterona anticatalana", demostrando con ello un pensamiento "antiguo" que ha cuajado en líderes políticos que deberían tener la mente lúcida y ser "tan estadistas como fríos en sus competencias".

Esa actitud ya se ha vivido en la historia de Cataluña y en la de España, aseguró, pero al final siempre "acaba prevalediendo el diálogo, la negociación y la democracia". Con ella, alertó, Ciudadanos está "cavando su fosa política", porque a pesar de que pueda crecer en votos está cavando "la tumba de la democracia española".

Cargó también contra el PSOE y su pretensión de "endurecer el Código Penal" anunciando "de forma ridícula y esperpéntica" que busca adecuar el delito de rebelión al siglo XXI cuando en realidad hay que preguntarse si propondrán que se pueda detener a la gente "en su casa de madrugada". Con ese hilo argumental, Tardà preguntó a los socialistas si creen que la proclamación de la República en 1931 fue un acto de sedición, dado que fue después de unas elecciones municipales.

En su opinión, los partidos llamados constitucionalistas "no tienen rigor" y actúan solo por "sed de venganza", algo que puede entender en Ciudadanos porque es "el falangismo puesto al día", pero en el caso del PSOE "no lo entendemos".