Pablo Casado aprobó de golpe la mitad de la carrera de derecho

El personal de la Universidad Cardenal Cisneros, centro donde Casado cursó sus estudios, asegura que recibió llamadas desde el Partido Popular en las que se les presionaba para que el vicesecretario consiguiera su licenciatura. Supuestamente, una de estas llamadas fue realizada por Esperanza Aguirre.

Alfonso Mata / Servimedia 16 de mayo de 2018

Pablo Casado aprobó de golpe la mitad de la carrera de derecho
Foto: Archivo

Pablo Casado, vicesecretario de comunicación del PP, aprobó de una sola vez la mitad de la carrera de Derecho en el año 2007, cuando logró su escaño como diputado. Para completar el resto de sus estudios, Casado empleó siete años, según informa 'El Mundo'.

El personal de la Universidad Cardenal Cisneros, centro donde Casado cursó sus estudios, asegura que recibió llamadas desde el Partido Popular, donde se les presionaba para que el vicesecretario consiguiera su licenciatura. Supuestamente, una de estas llamadas fue realizada por Esperanza Aguirre, hecho que la expresidenta de la Comunidad de Madrid ha desmentido esta misma mañana.

Casado, a través de su cuenta de Twitter ha negado las acusaciones, alegando que todo lo dicho es mentira y que no existen irregularidades en su expediente académico.

El vicesecretario general de Comunicación del PP, Pablo Casado, pidió este miércoles salir de las "quinielas" políticas sobre posibles candidaturas para las elecciones autonómicas y municipales de 2019, a ver si así la "cloaca" mediática deja de cuestionar su prestigio profesional.

Lo dijo en una entrevista en Antena3 recogida por Servimedia, después de que 'El Mundo' publique que existen "sospechas" sobre su licenciatura universitaria y tras otras informaciones sobre su máster en la Universidad Rey Juan Carlos. Precisó, en ese sentido, que la jueza que investiga el máster de Cristina Cifuentes no le investiga a él, sino al instituto que expidió la titulación, y lo hace en una pieza separada porque se trata de títulos regulados por normativas diferentes.

Explicó que se trata de "cursos de doctorado" que daban acceso a la investigación de la tesis y que cumplió tanto con el real decreto que regulaba la titulación como con las normas internas de la universidad, y de acuerdo a ambos los reconocimientos de los créditos son "totalmente legales". Es "absolutamente falso" que haya alguna irregularidad, insistió, enfatizando que ha aportado toda la documentación para demostrarlo.

Negó de forma expresa que recibiera trato de favor por ser en aquel momento presidente de Nuevas Generaciones del PP, y bromeó incluso con el hecho de que era "un veinteañero" nada conocido. "Bajamos ahora al metro y seguro que mucha gente se cuadra cuando pasa el presidente de Nuevas Generaciones", ironizó.

Casado subrayó que se han publicado muchas cosas sobre él a lo largo de su trayectoria política y "nunca he disparado al pianista, nunca he matado al mensajero", pero en este caso lo que se está publicando es "humillante", porque se incurre incluso en la "delación" y en la "instigación a la extorsión", y todo ello no para cuestionar su carrera política, sino para "machacar" su prestigio profesional más allá de la política.

Se preguntó por ello "qué será lo próximo" en lo que caerá la "cloaca" mediática, dónde está "el límite del honor, del infundio, de la calumnia", y si, por ejemplo, publicarán un anállisis falso para acusarle de consumir estupefacientes. Le acusan sin pruebas, aseguró, ni siquiera "un pantallazo", y eso es como si él acusara a uno de esos periodistas de "maltratar animales" por el supuesto testimonio de "un vecino" del que no se aporta nada.

Aseguró que la posible candidatura para la Presidencia de la Comunidad de Madrid o la Alcaldía de la capital "no es en lo que estamos", y de hecho pidió "que me dejen un poco en paz de quinielas", porque algunas cosas están surgiendo debido a esas quinielas. Un portavoz de un partido, dijo, tiene que dedicarse a esa labor y no defenderse a sí mismo.