ERC pide un "frente de todos los demócratas" contra la represión del Estado

Tras decir que "honra" a Torra haber pedido perdón por sus textos xenófobos contra españoles antes de asumir la Presidencia, el portavoz de ERC reclamó un país donde no se persigan las urnas ni los lazos amarillos, ni se tenga en prisión a políticos.

14 de mayo de 2018

El portavoz de ERC en el Parlamento catalán, Sergi Sabrià, pidió este lunes un "frente común de todos los demócratas" contra la represión del Estado y un diálogo que no se centre sólo en los independentistas ya convencidos, porque ampliar la base social será imprescindible para llevar a cabo con éxito el proceso constituyente.

En su discurso en la segunda sesión de investidura de Quim Torra, que ERC apoyará, Sabrià comenzó saludando en siete idiomas para defender la pluralidad en Cataluña y presentó la república como el medio para lograr una sociedad mejor y más justa y social, porque "dentro de España esto no será posible".

Tras decir que "honra" a Torra haber pedido perdón por sus textos xenófobos contra españoles antes de asumir la Presidencia, el portavoz de ERC reclamó un país donde no se persigan las urnas ni los lazos amarillos, ni se tenga en prisión a políticos. Para ello, pidió "un frente común" de "todos los demócratas" para combatir la represión, para lo que ERC propuso el sábado crear una Oficina de Derechos Civiles y Políticos.

Sabrià se mostró dispuesto a escuchar a todos y no quedarse en los independentistas ya convencidos, porque "sólo así este diálogo será fructífero" y podrá sentar las bases de un proyecto constituyente. El primer e imprescindible paso, dijo, es la recuperación de las instituciones con el nuevo gobierno, unida a la movilización en la calle.

El portavoz de ERC declaró a los independentistas herederos de quienes lucharon por la república en los años 30, defendieron el catalán y el aborto durante el franquismo, gritaron contra la guerra de Irak, reivindicaron la igualdad entre hombres y mujeres y salieron a la calle el 15-M. Para conseguir todo eso, dijo, ahora la única vía es la República.

Señaló que el Rey ya no les representa, si es que alguna vez lo había hecho, mostró su apoyo a los Mossos d'Esquadra, y sentenció que querían un Gobierno para hacer república y que éste será "por fuerza de resistencia", porque tendrá enfrente la represión del Estado "acomplejado por la doble derrota del 1 de octubre y el 21 de diciembre".

Sabrià terminó reconociendo su deber con los exiliados y presos políticos , sin los cuales, dijo, ellos no estarían aquí, y concluyó: "La independencia no se pide, se gana y se defiende desde las instituciones y la calle. Hasta la victoria siempre. Gracias Cataluña"