Coches y motos sin etiqueta ambiental no podrán circular con contaminación en Madrid

Anteriormente, sólo se prohibía aparcar.

Servimedia 10 de mayo de 2018

Coches y motos sin etiqueta ambiental no podrán circular con contaminación en Madrid
Foto: Nelvauto

El Gobierno municipal de Madrid presentó este jueves a la Mesa de Calidad del Aire su propuesta para reformar el Protocolo para Episodios de Alta Contaminación, con la novedad principal de que los coches y motos sin etiqueta ambiental no podrán circular por la M-30 ni su interior cuando se decrete el llamado Escenario 2, que hasta ahora sólo prohibía aparcar en la almendra central.

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ya anunció en el Pleno municipal de enero que la anterior discriminación entre coches según su matrícula par o impar para prohibir a unos u otros circular por la almendra central en función del día del mes iba a dejar paso a la autorización de los coches que tengan etiqueta ecológica y la prohibición a los que no la posean. Además, avanzó que, con el nuevo Protocolo, las restricciones deberían anunciarse con 24 horas de antelación.

Las novedades de hoy son, por un lado, que en el Escenario 2, además de no poder aparcar, tampoco podrán circular los coches y motos sin etiqueta (las motos una vez que la DGT ya expida los distintivos a estos vehículos y no sólo a los de cuatro ruedad); y, por otro, que el espacio de prohibición no será sólo la almendra central sino también la M-30.

Finalmente, se contempla un nuevo Escenario, el 4, para cuando haya cuatro días consecutivos de aviso (es decir, en los que en dos estaciones medidoras de la misma zona territorial de Madrid se superen los 200 microgramos de dióxido de nitrógeno por metro cúbico de aire durante dos horas consecutivas; o bien en tres de distintas zonas se rebase ese nivel durante tres consecutivas), en el que la prohibición de circulación afectará no sólo a los coches sin etiqueta ecológica, sino a los que posean el distintivo B.

Queda igual que en el Protocolo actual el Escenario 1, que sólo limita la velocidad a 70 km/h y las carreteras de acceso a Madrid, en ambos sentidos, en su tramo interior a la M-40, cuando se supere un día los 180 microgramos en dos estaciones de la misma zona o tres de distintas (dos y tres horas consecutivas, respectivamente) .

El Escenario 2, que se declara con dos días de superación de los 180 o uno solo de 200 microgramos, añade al Escenario 1 la prohibición de aparcar en zona SER a los vehículos sin etiqueta ecológica, y, con la novedad de hoy, la de circular por la M-30 y su interior, con lo que se estima que se reducirán un 13,4% los desplazamientos y un 6% las emisiones.

El Escenario 3, que se establece con dos días seguidos por encima de los 200 y era el que hasta ahora impedía circular por la almendra central a la mitad de los coches según su matrícula, ahora supondrá que no podrán circular los coches y motos sin distintivo ambiental por toda la ciudad, incluido el exterior de la M-30. Con ello se espera reducir un 17,7% la circulación y un 21% las emisiones. Finalmente, el ya mencionado Escenario 4, al ampliarse a los vehículos con etiqueta B, confía en reducir hasta un 49% los desplazamientos y un 33% las emisiones.

Con el añadido de este Escenario 4, pasa a llamarse 5 el que se declara con tres días seguidos por encima de los 200 microgramos (dos estaciones de la misma zona durante dos horas o tres de distintas durante tres) o uno solo por encima de los 400 durante tres horas consecutivas y prohibe circular también a los coches y motos con distintivo C. Sin embargo, hasta ahora nunca se han alcanzado en Madrid estos niveles de contaminación.

El portavoz del Grupo Municipal del PP, José Luis Martínez-Almeida, respaldó que las restricciones se hagan según la etiqueta de la DGT y no según la matrícula, pero llamó a luchar contra la contaminación antes de que se llegue a estos episodios de alta contaminación con la renovación de la flota de la EMT e incentivando la de los taxis, así como instalando puntos de carga para los coches eléctricos. Según sus datos, es objetivo que la polución ha empeorado desde 2015 y con este Protocolo se lanza "una cortina de humo" para esconderlo.

Por su parte, el portavoz socialista de Medio Ambiente y Movilidad, Chema Dávila, dijo que echa en falta una alternativa de transporte público para estos episodios, tanto por parte de la Comunidad con un billete especial como de la EMT; aplaudió que se extiendan las restricciones fuera de la M-30 para no enviar a esos barrios la contaminación del centro y sugirió que no sufran todas las restricciones los coches sin etiqueta, propiedad de los ciudadanos que económicamente no pueden comprarse otro nuevo.

Finalmente, su homólogo de Ciudadanos, Sergio Brabezo, denunció que con este Protocolo se ponen "más palos en la rueda a los madrileños", el que ya se hayan sucedido tres borradores desde 2015 y que en el Escenario 2 se vaya a prohibir circular a casi una quinta parte de los conductores.

También dijo que no tiene sentido tomar medidas sin consensuar otras con los municipios de toda la Comunidad, de donde vienen más de 1,5 millones de vehículos cada día; criticó que se persiga a las motos incluyéndolas en las restricciones cuando son menos contaminantes que los coches y apostó por "medidas estructurales" como los aparcamientos disuasorios.