El 'violador de la Verneda' queda en libertad con riesgo de reincidir

Gregorio Cano ha salido esta madrugada de prisión tras cumplir una condena de 20 años, el máximo permitido en España, por 17 agresiones sexuales. Dice que está arrepentido pero los informes penitenciarios coinciden al afirmar que no está rehabilitado. Sus víctimas van a recibir protección. 

Qué! 3 de mayo de 2018

Gregorio Cano, conocido como el "violador de la Verneda", ha salido esta madrugada de prisión tras cumplir 20 años de condena, el máximo permitido en España,  por 17 agresiones sexuales.

A su salida de la cárcel de Brians 2, Cano ha asegurado que "lamento mucho a las víctimas que les hice tanto daño. Estoy muy arrepentido. Me he intentado quitar la vida varias veces porque las víctimas no se lo merecen". 

La familia asegura que está rehabilitado, pero varios informes de Instituciones Penitenciarias alertan del riesgo de que vuelva a reincidir. Por ello la Fiscalía ha ordenado a los Mossos d'Esquadra su vigilancia "no invasiva" y la puesta en contacto con las víctimas del violador para avisarlas de su excarcelación.

Los Mossos ofrecerán protección a las víctimas, que podrán disponer de custodia policial como mínimo durante el período de un mes.

Gregorio Cano fue condenado por 17 agresiones sexuales de las que se confesó autor, cometidas entre el 23 de febrero de 1997 y el 1 de mayo de 1998 en portales y edificios despoblados de Barcelona, L'Hospitalet de Llobregat y Montcada i Reixac (Barcelona).

Atacaba a mujeres de entre 18 y 39 años de edad amenazándolas con una navaja. Fue detenido en mayo de 1998. Su caso fue el primero de España en que un tribunal aplicaba la medidas de computar los beneficios penitenciarios a un condenado sobre el total de la pena impuesta, en este caso 167 años de prisión, por lo que se le obligaba a cumplir los 20 años de cárcel efectiva establecidos como máximo por la ley.