Los salarios más altos en España multiplican por 9,3 veces a los salarios más bajos

El salario medio en nuestro país es de 1.639 euros mensuales (apenas un 0,2% mayor que hace un año). El 10% de asalariados que menos cobra tiene una remuneración media de 483 euros por mes mientras que el 10% de asalariados que más cobra la tiene de 4.491 euros mensuales, es decir, 9,3 veces más que los menores salarios. A pesar de parecer una relación muy alta, es la más baja en siete años.

Qué! 30 de abril de 2018

El salario es una variable clave tanto del mercado laboral como de la economía en su conjunto. Por ejemplo, de lo que ocurra con los salarios dependerá en gran medida la evolución del consumo privado y de la competitividad de un país frente al exterior. De igual forma, la recaudación del sistema de Seguridad Social tampoco es ajena a la marcha de los salarios.

El salario medio español se encuentra en 1.639 euros mensuales, un 0,2% mayor que un año atrás, según el VI Monitor Anual Adecco sobre Salarios. En la práctica, esto significa la prolongación de la estabilidad de la remuneración media: a lo largo de los últimos siete años el salario medio español ha oscilado entre los 1.630 y 1.640 euros mensuales. Esta estabilidad se constata al observar que el salario medio actual es igual al del año 2012. 

El 10% de los asalariados que menos cobra tiene una remuneración media de 483 euros al mes. En el otro extremo, el 10% con salarios más altos percibe, de media, 4.491 euros mensuales. 

Si descontamos la variación de los precios al consumo de la evolución del salario podemos conocer cómo ha variado el poder de compra de las remuneraciones. 

Tras tres años consecutivos de caídas en el IPC (cosa que no había ocurrido desde 1933), en 2017 los precios al consumo han crecido un 2%. Esto ha tenido un impacto negativo en la capacidad de compra del salario medio. Así, el salario medio está perdiendo un 1,8% de capacidad de compra, lo que ha supuesto el fin de una racha de tres incrementos anuales consecutivos. En otras palabras, el salario medio español permite adquirir un 1,8% menos de mercancías y servicios que hace un año. 

En los últimos cinco años se ha acumulado una caída en el poder adquisitivo de la remuneración media de un 2,3%. Este recorte equivale a una pérdida de 39 euros por mes o 468 euros por año.

Solo cinco comunidades autónomas muestran un salario medio superior al de todo el país (1.639 euros/mes). Ellas son la Comunidad de Madrid (1.933 euros), el País Vasco (1.930 euros), Navarra (1.777 euros), Cataluña (1.725 euros) y Asturias (1.662 euros). En el otro extremo, Canarias y Extremadura continúan, como ocurre desde 2009, como las regiones con menores salarios medios, con 1.420 y 1.328 euros mensuales, respectivamente. 

Por sectores, el salario medio de la Industria (1.909 euros/mes) es el único que ha evolucionado mejor que la media, por lo que continúa siendo el único sector con un salario medio más elevado que el promedio general. Un trabajador medio en la Industria percibe cada mes 270 euros más que un asalariado medio de todos los sectores.

Entre 2012 y 2017 el salario medio ha perdido capacidad de compra en los tres tamaños de empresas, siendo ese deterioro más importante en las firmas grandes. Concretamente, frente a una pérdida acumulada de un 3,7% en el poder adquisitivo del salario medio de las grandes empresas, en las pequeñas se produjo una caída de un 2,2%, mientas que en las medianas el deterioro fue de solo un 0,8%.

Aunque el poder de compra del salario medio total haya caído en el último lustro (-2,3%), vemos que la remuneración media de jornada completa ha tenido una pérdida mucho más moderada (-0,4%) y que la de jornada parcial ha ganado capacidad de compra a lo largo de dicho período (+2,5%). Esto se explica porque ahora hay una mayor proporción de personas trabajando a media jornada.

Pese a que bajó su salario por tercer año consecutivo (-1,4%), la remuneración media de Electricidad y gas, de 3.617 euros/mes, se mantiene como la más alta entre todas las secciones de actividad de todos los sectores. Hostelería (1.063 euros mensuales; +1,6%) sigue siendo la que tiene el salario más bajo.