Los miembros de 'La Manada' son condenados a 9 años por abuso sexual, pero no por violación

Han sido condenados por abuso sexual, pero no por violación, lo que hace que la pena de cárcel sea inferior. 

Qué! 26 de abril de 2018

Los 5 acusados de violar a una joven madrileña de 18 años durante la celebración de los Sanfermines de 2016, y conocidos popularmente como 'La Manada', han conocido este mediodía el fallo de las sentencia

El presidente de la sección segunda de la Audiencia Provincial de Navarra, José Francisco Cobo, ha sido el encargado de dar a conocer la decisión de condenarles a nueve años de prisión. La pena es por abuso sexual, pero no por violación. Además los miembros de la Manada tendrán que indemnizar a la víctima con 50.000 euros, 10.000 cada uno.

- José Ángel Prenda ha sido condenado a nueve años de prisión por delito continuado de abuso sexual. Además se le impone una orden de alejamiento y comunicación y cinco años de libertad vigilada. 

- Antonio Manuel Guerrero ha sido condenado a nueve años de prisión por un delito continuado de abuso sexual más un delito leve de hurto dos meses, por hurtar el movil a la víctima.

- Ángel Boza Florido ha sido condenado a nueve años por un delito continuado de abuso sexual, según ha informado el presidente del Tribunal.

- José Ángel Escudero ha sido condenado a nueve años por un delito continuado de abuso sexual.

Alfonso Jesús Cabezuelo ha sido condenado a nueve años por un delito continuado de abuso sexual.

LA FISCALÍA PEDÍA 22 AÑOS PARA CADA UNO

Los acusados, que se declararon inocentes durante el juicio, estaban imputados por un delito continuado de agresión sexual, otro contra la intimidad y un tercero por robo con intimidación. La Fiscalía pedía para cada uno de ellos 22 años y 10 meses de cárcel.

Los hechos, por los que ahora se les juzga, sucedieron en 2016 durante la celebración de los Sanfermines. El siete de julio de ese año, la policía detenía en Pamplona a cinco personas acusadas de una presunta agresión sexual múltiple. Los arrestos se produjeron tan sólo una hora después de haber sucedido los hechos. Los detenidos, que habían viajado desde Sevilla para disfrutar de la fiesta popular se autodenominaban 'La Manada', y grabaron los hechos por los que ahora se les imputa en su teléfono móvil. Días más tarde, el juez los envió a prisión provisional comunicada y sin fianza y les imputó los delitos de agresión sexual y robo con violencia.

En octubre de 2016, la Audiencia de Navarra ratificó la decisión del juez instructor de mantener en prisión provisional sin fianza a todos ellos. Durante el proceso judicial, iniciado en noviembre de 2017, pudimos descubrir que un miembro de 'La Manada' pertenecía a la Guardia Civil.

Las grabaciones del teléfono móvil de los acusados permanecieron bajo supervisión judicial para impedir su difusión. La supuesta violación, que tuvo lugar en el portal de un edificio, fue filmada en distintos archivos (siete vídeos) por dos acusados, mientras los demás tomaban fotografías del momento.

La denunciante declaró que no fue una relación consentida y alegó que no opuso resistencia porque estaba en 'shock' y no pudo reaccionar.