PP, PSOE y Cs piden la Medalla de Honor para la Policía Municipal con la abstención de Ahora Madrid

El grupo que gobierna mantiene que no se le puede conceder por segunda vez tras el 11-M.

24 de abril de 2018

PP, PSOE y Cs piden la Medalla de Honor para la Policía Municipal con la abstención de Ahora Madrid
Foto: Twitter

El PP, el PSOE y Ciudadanos sacaron adelante este martes en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid una propuesta del Grupo Popular para que se conceda la Medalla de Honor de la ciudad a la Policía Municipal, mientras que Ahora Madrid se abstuvo en bloque por entender que no se le puede otorgar por segunda vez, tras recibirla ya, aunque junto a otras 80 entidades, por su labor el día de los atentados del 11 de marzo de 2004.

La portavoz del PP en este ámbito, Inmaculada Sanz Otero, afirmó que la relación del delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, con la Policía Municipal "está rota" y que la alcaldesa, Manuela Carmena, tiene que recomponerla cesando a la concejala presidenta de Usera y Arganzuela, Rommy Arce, y entregándola la Medalla de Honor de la ciudad en el acto institucional de San Isidro o en la festividad del patrono de la Policía, puesto que la que ya tiene por su labor en los atentados del 11-M fue junto a otras 80 instituciones.

Seguidamente, enumeró los sucesivos "desplantes" que ha sufrido la Policía por concejales y grupos supuestamente afines a Ahora Madrid desde que accedió al gobierno de la ciudad en 2015, desde una 'performance' con las iniciales de 'Todos los policías son unos cabrones' hasta los tuits que vincularon la muerte en Lavapiés de un mantero con una actuación policial.

Carmena contestó en persona que admira y quiere a la Policía, pero se reafirmó, leyendo los mensajes que se intercambió con el portavoz del PP, José Luis Martínez-Almeida, en que una nueva Medalla de Honor es imposible porque ya tiene la de 2004 y en que las Medallas de Oro ya estaban concedidas cuando el PP se lo solicitó.

La portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, reprochó al Gobierno que, más allá de "palabras" y "palmaditas en la espalda" siempre que ha tenido ocasión de manifestarse en favor de la Policía no lo ha hecho, que no ha mejorado sus condiciones laborales y ha "escondido" su fiesta anual, que antes era en El Retiro. "¿Por qué cree usted que la Policía Municipal no quiere al delegado de Seguridad?", preguntó, invitando a Carmena a que Arce pidiera perdón a los agentes por sus tuits al hilo de la muerte del mantero Mame Mbayé en Lavapiés y a atender sus reivindicaciones laborales.

Desde el PSOE, Ramón Silva admitió que la situación de la Policía es "nada deseable" y que el conflicto lleva "latente" desde el comienzo de la legislatura y "ha ido en aumento" por el mayor número de tareas que se le exigen con carencia de efectivos que obliga a imponerles horas extra apelando a que son servicios esenciales. No obstante, culpó de la falta de efectivos al PP y Ciudadanos por no flexibilizar en el Congreso de los Diputados la tasa de reposición. Eso sí, ante esta situación, Silva se declaró a favor de la concesión de la medalla individual, porque "no hay ningún informe jurídico" que impida que se le otorgue por segunda vez.

En su segundo turno, Sanz Otero volvió a recriminar a Carmena y al Gobierno municipal que no desmintieran los rumores de que la muerte de Mbayé había estado relacionada con una persecución policial y anunció que pedía el voto individual. La alcaldesa acusó a la oposición de mezclar los temas y reivindicó estar luchando por mejorar la reposición, reiteró sus palabras de aliento a la Policía, asegurando que ella se ha reunido con todos los sindicatos y la oposición sólo tiene parte de las versiones y prometió un buen convenio.

No obstante, insistió en que la Medalla de Honor no se puede conceder dos veces y anunció la abstención de todo el grupo, lo que neutralizó la intención del PP de que los concejales de Ahora Madrid votaran o bien en contra de la Policía o bien en contra de su compañera Arce. Además, celebró que la Comunidad vaya a conceder una medalla a la Policía Municipal de la capital comentando que "nos ha quitado un problema".