Barkos augura un "severo tirón de orejas" europeo si en el juicio de Alsasua hay una condena por terrorismo

"Comparto y defiendo que no estamos ante un delito de terrorismo", afirmó, al tiempo que añadió esto no significa pedir "impunidad" para los agresores, algo que sostuvo no hacen ni los propios padres de los encausados.

Servimedia 24 de abril de 2018

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, aseguró este martes en el Fórum Europa que la Justicia española podría recibir un "severo tirón de orejas" de la Comisión Europea si se condena por terrorismo a los procesados por la agresión a los guardias civiles de Alsasua.

Barkos se refirió a esta cuestión en un encuentro informativo organizado en Madrid por Nueva Economía Fórum, en el que la presidenta navarra fue presentada por Daniel Innerarity, catedrático de Filosofía en la Universidad del País Vasco y Profesor del Instituto Europeo de Florencia.

Sobre el juicio a los agresores de Alsasua, Barkos dijo que su Gobierno siempre ha estado "con los agredidos", pero cuestiona la "desproporción" de imputar el delito de terrorismo a los jóvenes de Alsasua que en las últimas semanas están siendo juzgadas en la Audiencia Nacional.

Señaló al respecto que la Comisión Europea ha dicho que estará "vigilante" en lo referido al juicio de Alsasua, por lo que advirtió del riesgo de que en España "nos volvamos a llevar un severo tirón de orejas" en lo que se refiere a una resolución judicial que luego es cuestionada desde las instituciones comunitarias.

"ABSOLUTAMENTE AVERGONZADA"

Barkos añadió que hay "fundamentos jurídicos" para cuestionar que sea terrorismo la agresión a los guardias civiles de Alsasua, algo que dijo han manifestado "juristas reconocidos y solventes". "Comparto y defiendo que no estamos ante un delito de terrorismo", afirmó, al tiempo que añadió esto no significa pedir "impunidad" para los agresores, algo que sostuvo no hacen ni los propios padres de los encausados.

Al mismo tiempo, la mandataria autonómica se refirió a que en las últimas semanas se ha sentido "absolutamente avergonzada" por "la desmesura" con que entiende que se ha criticado a su Gobierno y se ha dado a entender que apoya a los agresores de Alsasua y no a las víctimas.

En este sentido, señaló que considera que la agresión del 15 de octubre de 2016 en Alsasua "no es una pelea de bar", sino una "paliza inaceptable" en la que "hubo algo más". Añadió que ella estuvo "desde el primer momento en la condena" de este ataque y "acompañando a los agentes de la Guardia Civil".