Detenidas dos mujeres que dirigían una red que prostituía a jóvenes nigerianas

Según informó la Policía, una de las arrestadas ofrecía sus servicios criminales a otros entramados delictivos para traficar con las víctimas, que eran trasladadas desde Italia hasta España. Ambas detenidas han ingresado en prisión.

Servimedia 23 de abril de 2018

Detenidas dos mujeres que dirigían una red que prostituía a jóvenes nigerianas
Foto: Instagram

La Policía Nacional ha detenido en Málaga y Alicante a dos mujeres que se dedicaban a prostituir a jóvenes de Nigeria, dos de las cuales han sido liberadas, una de ellas de 16 años de edad.

Según informó la Policía, una de las arrestadas ofrecía sus servicios criminales a otros entramados delictivos para traficar con las víctimas, que eran trasladadas desde Italia hasta España. Ambas detenidas han ingresado en prisión.

Las investigaciones comenzaron en la provincia de Málaga, donde fue identificada una de las víctimas de la red, quien resultó ser menor de edad. Igualmente se averiguó que una de las líderes del grupo se dedicaba a la explotación de mujeres de origen nigeriano desde hacía años. Esta trama destacaba por contar con una amplia red de contactos en Nigeria que facilitaba la captación de sus víctimas.

Las dos jóvenes liberadas fueron captadas en Nigeria. Tras ser sometidas a rituales de vudú, fueron trasladas a través de la ruta vía terrestre de Nigeria, Níger y Libia, un trayecto en el que fueron sometidas a agresiones físicas y sexuales por parte de sus tratantes.

CON DOCUMENTOS AJENOS

Posteriormente, ambas víctimas cruzaron vía marítima a Italia a bordo de embarcaciones navegables que carecen de sistemas mínimos de navegabilidad y seguridad.

Una de las arrestabas contaba con los contactos necesarios para, una vez en Italia, sacar lo más rápido posible a las dos mujeres que se encontraban en el centro de refugiados y dotarlas de la documentación de terceras personas con la que pudiesen volar hasta nuestro país.

Una vez en España, las víctimas fueron alojadas en el domicilio de la tratante en Benidorm (Alicante), quien las llevó a un establecimiento de la localidad para que empezaran a trabajar en labores relacionadas con la limpieza.

Debido a la evidente minoría de edad, la más joven no pudo comenzar dicho trabajo, por lo que la otra arrestada se trasladó desde Málaga para hacerse cargo de ella con la intención de llevarla consigo hasta la capital andaluza para iniciarla en el ejercicio de la prostitución en el malagueño Polígono de Guadalhorce.

Para tratar de documentar a la joven de manera fraudulenta los proxenetas le indicaron que debía solicitar asilo. Esta circunstancia hizo sospechar a los investigadores y permitió llegar hasta las dos mujeres detenidas en la operación. De hecho, cuando una de ellas fue arrestada se encontraba cumpliendo prisión provisional sin fianza por otra causa similar.