El Gobierno se la juega esta semana con el debate de totalidad de los Presupuestos

Podría tener asegurados los 175 votos necesarios para superar este trámite, que tendrá lugar el miércoles y el jueves

Servimedia 23 de abril de 2018

El Gobierno se la juega esta semana con el debate de totalidad de los Presupuestos
Foto: Facebook

La tramitación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 vivirá esta semana su primer momento crítico con el debate de totalidad en el Pleno del Congreso de los Diputados, al que el Gobierno llega confiando en superar el trámite a pesar de contar con los votos necesarios de forma muy justa.

Al debate de totalidad llegarán seis enmiendas de devolución presentadas y apoyadas por grupos parlamentarios que suman un total de 175 votos, la mitad de los diputados que forman la Cámara Baja. Se trata, concretamente, de los 84 del PSOE, 67 de Unidos Podemos, 9 de ERC, 8 del PDECat, 4 de Compromís y 2 de Bildu, las seis formaciones que han presentado enmiendas a la totalidad. A estos hay que sumar al diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, que ya anunció que no presentaría enmienda propia pero que sí apoyaría las del resto de grupos.

De esta forma la situación será muy delicada para el Gobierno, que necesita sumar suficientes votos en contra de las enmiendas para, como mínimo, igualar los votos a favor y así conseguir rechazarlas. Es decir, necesita reunir los votos de la otra mitad de los diputados (134 del PP, 32 de Ciudadanos, 5 del PNV, 2 de UPN y 1 de Coalición Canaria y otro de Foro Asturias) para alcanzar un empate que aseguraría el rechazo de las enmiendas y garantizaría que la tramitación presupuestaria continúe su curso.

DEBATE

El debate comenzará el miércoles a las 12.00 horas con la intervención del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para defender el proyecto presupuestario. Tras él será el turno de los representantes de los grupos que hayan presentado las enmiendas a la totalidad, que en el caso de los PGE sólo pueden ser de devolución, para exponer los motivos por los que rechazan el proyecto del Gobierno. Una vez finalizado su turno, el ministro de Hacienda les responderá, y a continuación subirán a la tribuna del hemiciclo el resto de grupos para fijar su posición.

El jueves, una vez concluido el debate, que se habrá retomado a las 9.00 horas, tendrá lugar la votación. En caso de empate ésta se repetirá, y si se mantuviera la igualdad en el resultado se realizará una tercera y definitiva votación, en la que, de repetirse de nuevo el empate, las enmiendas quedarán rechazadas y las cuentas públicas tendrán vía libre para proseguir su tramitación.

RETRASO

La tramitación de los PGE de 2018, que según lo establecido en el artículo 134 de la Constitución Española deberían haberse presentado antes del 1 de octubre de 2017, lleva un retraso de casi siete meses debido a que el Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy optó por no presentar el proyecto mientras no tuviera asegurados los votos necesarios para sacarlos adelante.

La situación se ha mantenido bloqueada por la decisión del PNV durante estos meses de no sentarse a dialogar ni dar su apoyo a las cuentas públicas mientras no se recondujera la situación política en Cataluña y se levantara la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Sin embargo, el pasado jueves el PNV finalmente anunció que no presentaría enmienda a la totalidad porque, aunque mantiene su "oposición frontal al artículo 155", consideran que la decisión "es la mejor para propiciar su desactivación a la mayor brevedad posible".

Por otra parte, a pesar de que, según parece, el Gobierno podrá contar con los cincos votos del PNV en contra de las enmiendas, el jueves dos de sus socios, UPN y Foro, dejaron en el aire su apoyo a los Presupuestos. En el caso de los navarros indicaron que no apoyarían las cuentas públicas y reclamaron al Gobierno sentarse a negociar, mientras que la formación asturiana directamente anunció la presentación de su propia enmienda a la totalidad.

Finalmente, el viernes, José Antonio Bermúdez de Castro, en representación del PP, e Isidro Martínez Oblanca, de Foro Asturias, firmaron en presencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, un acuerdo para la tramitación de los PGE.

En cuanto a UPN, fuentes del PP señalaron el viernes a Servimedia que ven implanteable que la formación navarra no respalde el proyecto presupuestario.

De esta forma, en caso de cumplirse las previsiones, el Gobierno tendría atados los 175 votos necesarios para asegurar el rechazo a las enmiendas la próxima semana y garantizar que la tramitación presupuestaria siga su curso.

De lo contrario, si el número de votos a favor de las enmiendas fuera superior al de votos en contra, los PGE de 2018 serán devueltos al Gobierno, impidiendo su tramitación. De esta forma el Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy optaría seguramente por no volver a tramitar las cuentas públicas ante la falta de tiempo para su aprobación definitiva antes del fin de junio, ya que, como ha indicado en numerosas ocasiones Cristóbal Montoro, para entonces el objetivo será trabajar ya en la aprobación del techo de gasto de 2019 y la posterior tramitación del PGE de dicho ejercicio.