Cae en Cádiz una banda que robaba todoterrenos para ser vendidos a narcotraficantes

En la operación se han recuperado 15 vehículos y se han intervenido más de dos toneladas de hachís, un arma y dispositivos electrónicos y se han recuperado numerosas joyas valoradas en más de 8.000 euros.

Servimedia 18 de abril de 2018

Cae en Cádiz una banda que robaba todoterrenos para ser vendidos a narcotraficantes
Foto: Facebook

La Policía Nacional ha detenido en El Puerto de Santa María (Cádiz) a tres personas como presuntos integrantes de un grupo criminal experto en robar en viviendas de zonas residenciales y sustraer coches de alta gama que después vendían a narcotraficantes asentados en el Campo de Gibraltar.

Según informó la Policía, a los arrestados se les investiga como presuntos responsables de 15 robos de vehículos y 14 robos con fuerza en domicilios. Por ello serán acusados de un delito contra la salud pública, otro delito de falsedad documental y uno de robo con violencia e intimidación.

Los tres detenidos, que tienen entre 32 y 42 años de edad, actuaban en zonas residenciales de El Puerto, Chipiona, Rota y Chiclana, donde entraban en las viviendas sin que los moradores se dieran cuenta y cogían copias de las llaves de los coches para después volver a por ellos.

En la operación se han recuperado 15 vehículos y se han intervenido más de dos toneladas de hachís, un arma y dispositivos electrónicos y se han recuperado numerosas joyas valoradas en más de 8.000 euros.

"ALTA CUALIFICACIÓN"

La investigación se inició a principios de marzo, cuando la Policía se detectó un aumento de robos con fuerza en viviendas de El Puerto de Santa María. La forma de actuar era similar en todos los casos por lo que se sospechó que podrían ser obra de un grupo especializado asentado en la provincia.

Por ello, el grupo de Delincuencia Especializada y Violenta de la Comisaría de Policía Nacional de El Puerto de Santa María comenzó una investigación que ha arrojado como resultado la desarticulación de este grupo criminal, procediendo a la detención de sus integrantes.

La investigación se tornó muy complicada desde el principio por la "alta cualificación" de los presuntos delincuentes, que llegaban a perpetrar los robos de manera tan especializada que en muchos casos los moradores no eran conocedores de haber sido víctima de estos delitos.

El "modus operandi" consistía en reconocer zonas de chalés de alto poder adquisitivo, situados preferentemente en la zona de El Puerto de Santa María, Chipiona, Rota y Chiclana de la Frontera. Una vez asegurados con numerosas medidas de contravigilancia de que no existía presencia policial por la zona, elegían la vivienda objeto del robo.

SIN CAUSAR DAÑOS

Accedían a los inmuebles causando el menor daño posible en las estructuras de puertas o ventanas y una vez en el interior, sin causar desorden, sustraían las copias de las llaves de los vehículos especialmente de alta gama, así como joyas y objetos de pequeño tamaño que los propietarios no utilizan con asiduidad y de esa manera tratar de pasar inadvertidos. Días después regresaban a los domicilios para robar los vehículos utilizando las llaves originales previamente sustraídas.

Fruto de la investigación se tuvo conocimiento que todos los coches robados eran enviados al Campo de Gibraltar concretamente a las localidades de Algeciras y La Línea de la Concepción, donde eran utilizados por las organizaciones de narcotraficantes para el transporte de grandes cantidades de sustancias estupefacientes.

Con motivo de esta importante labor policial se han podido recuperar quince vehículos, entre los que se encuentran automóviles de marcas de alta gama. Además se ha logrado la aprehensión de más de 2.200 kilogramos de hachís y un arma larga de fuego.