Rivera anuncia un acuerdo con el Gobierno para apoyar los Presupuestos

Ciudadanos acuerda con Rajoy un incremento de las pensiones para apoyar los Presupuestos

Servimedia 26 de marzo de 2018

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, anunció este lunes un acuerdo con el Gobierno para apoyar los Presupuestos Generales del Estado, que incluye una mejora para cerca del 80% de las pensiones, bien mediante una subida directa o bien mediante una rebaja del IRPF.

En rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, Rivera anunció un acuerdo después de que el Gobierno haya cedido a las exigencias de Ciudadanos, dado que el PP "sabe perfectamente contar escaños" y asumió que sin ese partido la aprobación de las cuentas era imposible. Así, esas medidas se incluirán en el proyecto que este martes aprobará el Consejo de Ministros y que después se tendrá que tramitar en el Congreso de los Diputados y en el Senado.

Rivera considera cumplidas tres exigencias básicas: un "giro" de la política económica y social para dejar de "machacar" a la clase media trabajadora y empezar a devolverle el esfuerzo que ha hecho durante la crisis; ejecutar acuerdos incluidos en los Presupuestos de 2017 que no se han materializado; y cumplir el acuerdo contra la corrupción apartando a cargos públicos imputados por corrupción.

El desbloqueo de la negociación se materializó tras una conversación en la que Rivera reiteró a Rajoy esas exigencias, después de la cual el PP anunció que la senadora Pilar Barreiro, imputada en el 'caso Púnica', pasaba al Grupo Mixto. A partir de ahí el equipo económico de Ciudadanos, encabezado por Luis Garicano, Francisco de la Torre y Toni Roldán, concretó la plasmación del preacuerdo alcanzado hace meses más algunas "novedades".

Entre esas "novedades" está la exigencia de que el Gobierno ejecute el complemento salarial para jóvenes con cargo a fondos europeos, incluido en el Presupuesto de 2017 pero pendiente de un sustento normativo. Se trata de un complemento de unos 400 euros para jóvenes en formación o trabajando que no llegan a fin de mes, y que tendrá unos 600.000 beneficiarios. Ese sostén jurídico se proporcionará a través de la llamada 'ley de acompañamiento'.

"Por fin", dijo Rivera, se puede decir a los españoles que van a bajar los impuestos a quienes mayor esfuerzo han hecho durante la crisis económica, la clase media trabajadora. Se hará mediante una rebaja del IRPF que mantendrá entre 30 y 60 euros más al mes en el bolsillo de quienes tengan unos ingresos de hasta 17.000 euros al año.

También mediante el aumento de una semana más del permiso de paternidad, y mediante el "impuesto negativo" de mil euros anuales para quienes ocupen una plaza de escuela infantil de cero a tres años, medidas con las que Ciudadanos quiere también contribuir a la conciliación de la vida personal y laboral y a la corresponsabilidad familiar.

El acuerdo incluye asimimos 500 millones de euros destinados íntegramente a la mejora salarial de Policía Nacionla y Guardia Civil para avanzar hacia su equiparación con otros cuerpos de seguridad, como la Ertzaintza o los Mossos d´Esquadra.

Rivera anunció como otra "novedad" exigida por su partido una mejora que llegará al 80% de los pensionistas, en algunos casos mediante esa bajada del IRPF para ingresos de hasta 17.000 euros y en otros por un incremento de hasta el 2%, en el caso de pensiones mínimas o de viudedad, de forma que de una manera o de otra 7,2 millones de pensionistas verán incrementada su pensión por encima del IPC previsto inicialmente por el Gobierno.

El líder de Ciudadanos subrayó que los de 2018 serán los primeros Presupuestos tras la crisis económica que no se exceden en el déficit, porque incluyen todas esas políticas en un reparto del crecimiento, de forma que se cumple con los socios europeos y eso aporta a España estabilidad, seriedad y rigor, una premisa de su partido tanto desde la oposición como en sus planes de gobierno.

Sin embargo, Rivera es consciente de que sus 32 escaños no bastan para sacar adelante los Presupuestos con todo el resto de la oposición en contra, y en ese sentido considera que a pesar de las reticencias a corto plazo el PNV acabe apoyando también las cuentas. "A nadie se le ocurre", argumentó, que Rajoy accediera al "privilegio" que supone el cupo, con un "cálculo fraudulento", sin tener atado a cambio el apoyo a los Presupuestos.

Además, considera necesario poner el foco en el PSOE, que se mantiene en el "no es no" a pesar de que el acuerdo con Ciudadanos obliga al Gobierno a incluir partidas con las que los socialistas podrían estar de acuerdo.