Torrent pide a los partidos un "frente unitario en defensa de la democracia"

Torrent ha anulado la votación de investidura pero ha mantenido una sesión simbólica.

Servimedia 24 de marzo de 2018

El presidente del Parlamento de Cataluña, Roger Torrent, pidió este sábado "un frente unitario en defensa de la democracia y de los derechos fundamentales" ante la decisión del Estado de "suspender la democracia".

Torrent hizo estas declaraciones en un acto posterior a la sesión plenaria del Parlamento de Cataluña, al que asistieron dirigentes independentistas y familiares de parlamentarios encarcelados. Previamente había suspendido la sesión en la que se iba a celebrar la segunda votación de investidura como presidente de la Generalitat de Jordi Turull y había dado la palabra a los portavoces parlamentarios para pronunciarse sobre el momento "excepcional" que vive Cataluña.

La segunda votacion de investidura se suspendió ante la ausencia del candidato, en prisión provisional por orden del juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena por su implicación en el proceso soberanista. "No nos han obligado a suspender un pleno, han suspendido la democracia", denunció Torrent, que pidió "una gran alianza para defender la democracia, la libertad y la pluralidad".

"No pararemos, no dejaremos de trabajar hasta que seáis libres. Os queremos en casa y lo conseguiremos", dijo dirigiéndose a todos los dirigentes políticos que se encuentran en prisión preventiva o "en el exilio".

Torrent emplazó a todos los demócratas de cualquier lugar del mundo a sumarse a la defensa de la paz y la libertad en Cataluña, una repuesta que "ahora más que nunca tiene que ser cívica, pacífica y masiva", de carácter político para demostrar la "firmeza" del compromiso con los catalanes y con un país "siempre digno y siempre con la cabeza bien alta".

A pesar de las dificultades, quiso lanzar un mensaje de "profunda esperanza" y se declaró "convencido de que si actuamos conjuntamente", desde la sociedad y las instituciones, con persistencia y firmeza, se superarán las injusticias y se podrá trabajar conjuntamente, cada cual desde sus legítimas posiciones, para "construir un país mejor y más libre". "Viva la democracia y viva Cataluña", concluyó.