Catalá considera que el único objetivo del debate de investidura es "enfangar la política catalana"

El ministro de Justicia defiende que para que decaiga el artículo 155 no sólo hace falta un presidente de la Generalitat. También hay que cumplir otros requisitos como la formación de un Gobierno. 

Nacho Arribas 22 de marzo de 2018

Catalá considera que el único objetivo del debate de investidura es "enfangar la política catalana"
Foto: Archivo

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, aseguró este jueves que el Pleno exprés de esta tarde en el Parlamento catalán para investir a Jordi Turull es "juego sucio" que sólo busca confrontar con el Tribunal Supremo y "seguir enfangando" la política.

En declaraciones a Onda Cero, Catalá sostuvo que si los partidos nacionalistas insisten en celebrar este Pleno, no podrá impedirse, porque "está convocado reglamentariamente".

No obstante, afirmó que la manera en la que el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha convocado esta sesión de investidura de Torrent es una "falta de respeto" y se ha hecho con una "absoluta falta de transparencia".

Defendió que Torrent busca con ello sólo buscan confrontar con el juez del Supremo Pablo Llarena, que instruye una de las causas contra el proceso secesionista y que ha anunciado que este viernes comunicará el auto de procesamiento a los investigados.

"MUY POCO EJEMPLARIZANTE"

Entre los acusados está Turull, al que el juez podría llegar a encarcelar si le termina imputando el delito de rebelión y considera un riesgo que siga en libertad. Esto implica que si este diputado de Junts per Catalunya es elegido este jueves responsable de la Generalitat, iría mañana a prisión como presidente electo.

Según Catalá, provocar esta situación es lo que buscan los independentistas, que con esta maniobra de "juego sucio" buscan "seguir enfangando la política", lo que consideró "muy poco ejemplarizante".

Además, el ministro reconoció que podría darse la situación de que el Rey tenga que rubricar la elección de un presidente de la Generalitat imputado, puesto que la sanción que hace el jefe del Estado en estos casos es "formal" y sin entrar en el fondo del asunto.

Sin embargo, el titular de Justicia expresó su opinión de que si Turull es encarcelado este viernes, perdería su condición de diputado y su designación como responsable autonómico no podría ser ratificada por el Rey.