Batalla campal en el centro de Madrid tras la muerte de un mantero senegalés de un infarto

Los antidisturbios tuvieron que efectuar cargas y utilizar pelotas de goma contra quienes quemaron contenedores y vehículos.

Qué! 16 de marzo de 2018

Agentes antidisturbios tuvieron que hacer frente, hasta altas horas de la madrugada, a los graves disturbios que se produjeron el jueves en el barrio madrileño de Lavapiés tras la muerte de un mantero. El fallecido, un ciudadano senegalés de 35 años sin papeles, responde a la identidad de Mamme Mbage. 

Su muerte se produjo por una parada cardiorrespiratoria, pese a que inicialmente algunos testigos aseguraron que su fallecimiento se produjo tras una persecución con la policía. 
Mbaage, que llevaba 14 años en España, no llevaba documentación por lo que tuvo que ser un compañero el que indicara a los agentes que era un mantero. 

Nada más conocerse la noticia de la muerte, numerosos compañeros convocaron actos de protesta en Lavapiés, que terminaron decenas de personas concentradas, y episodios violentos con quema de contenedores y vehículos estacionados, entre otros. 

Los agentes antidisturbios tuvieron que cargar y utilizar pelotas de goma para sofocar la situación. Un helicóptero sobrevoló la zona hasta bien entrada la madrugada. Seis personas fueron detenidas, entre ellas un menor. 

La alcaldesa, Manuela Carmena, aseguró que lamentaba la muerte del senegalés y que el Ayuntamiento investigará "a fondo lo sucedido" y actuará "en consecuencia".