Detenido un narco brasileño que usaba bloques de mármol para introducir cocaína en Europa

Las autoridades de Brasil y COlombia han sido claves en su arresto.

Servimedia 9 de marzo de 2018

La Policía Nacional ha detenido en Madrid a un narcotraficante brasileño que, tras huir de su país, pasó a encabezar en Europa una banda que se dedicaba a introducir cocaína en España e Italia dentro de bloques de mármol.

Según informó la Policía, el prófugo se había labrado una reputación entre la alta sociedad madrileña valiéndose de su imagen y actividad como empresario de arte y cultura. Su arresto ha sido posible gracias a la colaboración con las autoridades de Brasil y Colombia.

La investigación se inició a raíz de la incautación en Brasil de una partida de cocaína de 150 kilogramos ocultos en un bloque de granito que el detenido había dirigido. Tras este hecho, conocedor de la pena de cárcel de 40 años a la que se enfrentaba en su país, el investigado decidió trasladar su centro de operaciones a Europa,

El detenido pasó entonces a alternar sus estancias en varios países europeos, como Grecia, Italia, Alemania y España, por lo que las autoridades brasileñas emitieron una orden internacional de detención.

COLABORACIÓN POLICIAL

El arrestado lideraba una organización internacional de narcotráfico -integrada por ciudadanos colombianos, mexicanos y brasileños- que comercializaba la cocaína con destino a Italia y España oculta en bloques de mármol a través de empresas de importación y exportación legalmente constituidas, desde Brasil y Colombia.

Este hombre se servía de varias identidades y había logrado labrarse una reputación entre la alta sociedad madrileña, valiéndose de su imagen como empresario de arte y cultura para generar contactos con empresarios y personalidades.

Gracias a la intensa colaboración policial establecida con la Policía Federal de Brasil y la Dirección de Inteligencia Policial de Colombia, cuyos agentes incluso se trasladaron a España ante la importancia de la investigación, se logró localizar y detener a este fugitivo.