Sánchez apuesta por "fusionar" las presidencias de la Comisión Europea y el Consejo Europeo

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, apuesta por "fusionar" las presidencias de la Comisión Europea y el Consejo Europeo porque considera que así funcionaría "mejor y más efectivamente". La Comisión es la que propone las leyes y el Consejo Europeo es la institución que reúne a los líderes de la UE en cumbres trimestrales para decidir la agenda política global de la Unión Europea.

Servimedia 2 de marzo de 2018

Así lo trasladó en su intervención este jueves en el III Foro Económico de Delfos (Grecia) cuando se preguntó por la efectividad del sistema de gobernanza europeo el cual, dijo, está "íntimamente" relacionado con la legitimidad democrática del proyecto europeo.

Sánchez se preguntó retóricamente si se debería fusionar las presidencias de la Comisión Europea y el Consejo Europeo y si no funcionaría la UE mejor, más efectivamente, con esta fusión. A lo que él respondió: "En mi opinión, sí". Para acto seguido añadir que la UE no puede permitirse otra "crisis institucional" como la desencadenada por la catástrofe de refugiados en 2016.

En un discurso centrado en la política europea, el líder del PSOE citó la crisis política en Cataluña entre los asuntos que han azotado a Europa en la última década, como también enumeró el Brexit. Indicó que "Europa es la única solución real" ante los movimientos "nacionalistas y populistas" como los que promueven el Brexit o la independencia de Cataluña que da "respuestas locales a problemas globales".

En este contexto, el líder de los socialistas reflexionó que lo que está ocurriendo en Cataluña con el pulso secesionista se trata de un movimiento antieuropeo y reaccionario. Por ello, demandó a los europeos "luchar muy en serio contra estos movimientos reaccionarios".

En general, remarcó que Europa es un proyecto que necesita "seguir adelante". En este aspecto, alertó de que hay que avanzar para que no pase en Europa como en España, donde hay un gobierno "paralizado" que no implementa reformas, no resuelve los problemas de las personas y no aprueba el presupuesto".

Así, consideró que la "mejor manera de combatir el populismo y el nacionalismo, abriendo un camino esperanzador para el futuro de nuestras sociedades, es articular una agenda progresista, modernizadora y proeuropea a nivel nacional y europeo".