El ministro del Interior planta un olivo en recuerdo a las víctimas de la masacre del 11-M

El olivo, según el ministro Zoido, debe simbolizar "la paz por el fin del terrorismo yihadista". 

Servimedia 2 de marzo de 2018

El ministro del Interior planta un olivo en recuerdo a las víctimas de la masacre del 11-M

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, y representantes de las víctimas del terrorismo asistieron este viernes a la plantación en la sede del Ministerio de un olivo en recuerdo a las víctimas de los atentados terroristas del 11-M en Madrid, de los que la semana que viene se cumplirán 14 años.

Según informó Interior, al acto asistieron representantes de todas las asociaciones de víctimas y la directora general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo del Ministerio, Sonia Ramos.

Por parte de las víctimas estuvieron la AVT, la Asociación Víctimas del Terrorismo, la Asociación 11-M afectados del Terrorismo, la Asociación Ayuda a las Víctimas del 11-M, la Fundación Rodolfo Benito Samaniego y la Fundación Víctimas del Terrorismo, que estuvo representada por su presidenta, Mari Mar Blanco.

En su intervención, el ministro agradeció la presencia de las víctimas, porque "la unión contra el terrorismo es fundamental", al tiempo que señaló que contra la violencia islamista debe haber "un mensaje claro, único y sin fisuras de que la sociedad española y nuestro Estado de Derecho van a conseguir derrotar al terrorismo yihadista". "Todos sentimos como propio el dolor de todas las víctimas y debemos estar a la altura recordándolas cada día como se merecen", remarcó.

"MANTENER VIVO EL LEGADO"

Respecto al olivo plantado en la sede de Interior, el ministro señaló que debe simbolizar "la paz por el fin del terrorismo yihadista, la fuerza que nos transmite el legado de las víctimas y la esperanza de que su memoria permita que no se repitan más atentados así".

Tras subrayar que ningún asesinato "tiene justificación posible y cualquier ataque terrorista supone una agresión contra nuestro modo de vida y nuestros derechos", el ministro resaltó que "todas las víctimas del terrorismo merecen el mismo respeto y reconocimiento, porque todas son iguales, pero al mismo tiempo todas ellas son especiales".

Zoido añadió que detrás de cada víctima "siempre hay un símbolo y un ejemplo a seguir. Y desde este Gobierno siempre vamos a homenajearlas y a estar a su lado".

Al mismo tiempo, el ministro informó de que la plantación del olivo es el inicio de una serie de actos que tendrán lugar durante los próximos días para "mantener vivo el legado y el espíritu de quienes vieron truncadas sus vidas para siempre por la barbarie y la sinrazón terrorista", en referencia a las víctimas del 11-M.