Cómo los prejuicios, estereotipos o mensajes subliminales influyen a la hora de elegir el futuro profesional

En busca de hombres enfermeros y mujeres ingenieras...

UOC 26 de febrero de 2018

Cómo los prejuicios, estereotipos o mensajes subliminales influyen a la hora de elegir el futuro profesional
Foto: Archivo

En pleno siglo XXI todavía hay muchos trabajos feminizados o masculinizados. En ámbitos como el educativo, por ejemplo, trabajan el doble de mujeres que hombres, y en otros, como el sanitario y de servicios sociales, la brecha se hace aún mayor. Por cada tres mujeres, solo hay un hombre. Por el contrario, el sexo masculino es mayoritario en el campo de las telecomunicaciones o en la ingeniería civil. En este último caso, por cada ocho hombres que trabajan en este ámbito, solo hay una mujer, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa, referente al último trimestre de 2017.

El Salón Internacional del Estudiante y de la Oferta Educativa (Aula), que se celebrará en Madrid del 28 de febrero al 3 de marzo, o el Salón de la Enseñanza, que se llevará a cabo en Barcelona del 14 al 18 de marzo, deben ayudar a los jóvenes de entre 16 y 18 años a encarar su futuro profesional y, al mismo tiempo, contribuir a romper una tendencia que, según los expertos, tiene más que ver con los prejuicios, los estereotipos o los mensajes subliminales que se reciben a lo largo de la vida.

La socióloga y experta en tecnología y relaciones de género e investigadora del Internet Interdisciplinary Institute (IN3) de la UOC Ana María González Ramos remarca que hombres y mujeres «estamos capacitados para desarrollar cualquier profesión», si bien mensajes del tipo «las mujeres servimos para las humanidades; los hombres, para la tecnología», que vamos oyendo a lo largo de nuestra vida, terminan cuajando en el pensamiento de muchas mujeres. «Si constantemente nos dicen que hacemos mejor unas cosas que otras, acabaremos orientando nuestras elecciones en función de las expectativas que se tienen sobre nosotros y que asumimos e interiorizamos como propias», dice la experta.

¿Y qué puede hacerse para revertir esta situación? Salones educativos como los que se celebrarán estos días, campañas de las administraciones públicas y de las universidades o cambios en los planes de estudios de algunas titulaciones para atraer a personas del sexo minoritario son algunas de las acciones que ayudarían a ir revirtiendo esta situación poco a poco. Un cambio que se prevé lento y muy a largo plazo, según las estimaciones que hace el World Economic Forum, que calcula que la diferencia entre hombres y mujeres en las tecnologías de la información no desaparecerá hasta el año 2133.

En Informática, por cada nueve chicos matriculados, una sola chica

Ya se están dando algunos pasos en este sentido. El año pasado, la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) sumaron esfuerzos para concienciar sobre las diferencias de género entre el alumnado de las titulaciones de Informática, donde por cada nueve chicos matriculados hay una sola chica. Lo hicieron con el vídeo «Lo que no te explican», en el que una serie de profesores y estudiantes de Informática (hombres y mujeres) explicaban que, desde pequeños, ambos sexos tienen las mismas capacidades de aprendizaje en el uso de las nuevas tecnologías, aunque cuando llegan a la adolescencia, este interés desaparece entre las mujeres. A los 15 años, el 25% de chicos quiere estudiar Informática por solo el 8% de chicas. Un hecho que atribuían a un problema cultural, de prejuicios, estereotipos, mensajes subliminales y que no se explica que es una formación interesante y útil en muchos aspectos.

En este sentido, la profesora González Ramos cree que los planes de estudios de algunas carreras tecnológicas «son demasiado técnicos, áridos y poco enfocados al mercado laboral» y que habría que cambiarlos para hacerlos más atractivos, no solo para las mujeres, sino también para los hombres, que se matriculan menos en estos estudios que en el pasado.

La escuela, la televisión y los juguetes, en pro de la igualdad

La investigadora añade que desde pequeños hay que dar pasos para romper los estereotipos que existen detrás de los «trabajos feminizados o masculinizados» y que la escuela debe tener un papel destacado, así como los programas educativos que pueden ver los niños en la televisión o los juguetes. González Ramos aboga por que los juguetes sean «abiertos», en el sentido de que los niños tengan la libertad de potenciar habilidades, gustos y preferencias. El último informe de Adecco, «¿Qué quieres ser de mayor?», pone de manifiesto que todavía siguen existiendo grandes diferencias de género. El 20% de las niñas quiere ser profesora por un 6% de los niños. Entre el sexo masculino, cerca de un 20% quiere ser policía o bombero.

La motivación y la vocación, claves para elegir la mejor titulación

Los profesores de los Estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC Guillermo Bautista y Antoni Badia explican que hay que evitar caer en determinados obstáculos a la hora de elegir una titulación. Por ejemplo, consideran que no puede hacerse la elección solamente pensando en que tienen una buena salida laboral. «No se puede controlar cuál será el índice de ocupación de un sector determinado dentro de cuatro o cinco años, que es lo mínimo que necesitará un estudiante para convertirse en un profesional», explica Bautista.

Tampoco se puede estudiar un grado con el que el joven no se sienta identificado o elegir una titulación en función de los antecedentes profesionales de los padres o de lo que quiere la familia.

Por su parte, Badia añade que todo el mundo tiene unas competencias más desarrolladas que otras y que hay que identificarlas para seguir una formación que permita potenciarlas aún más. También es partidario de que los jóvenes no elijan solos los estudios, sino que es bueno que puedan recibir el consejo de personas cercanas. «Un conocimiento amplio del mundo profesional por parte del estudiante influirá en que la elección sea más madura», explica.

Botter, el robot que ayuda al estudiante online

Paralelamente al salón Aula de Madrid, esta semana se celebra el expoelearning donde se presentará el robot llamado BOTTER concebido para motivar y ayudar a los alumnos en la consecución de sus objetivos. La presentación la hará su creadora, la investigadora y profesora de los estudios de Psicología y Ciencias de la Educación de la UOC, Beni Gómez-Zúñiga, este viernes a las 12:15 horas en marco de expoelearning.