Ni aplausos ni despedidas para Guindos en el que puede ser su último Consejo de Ministros

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, asistió este viernes a la reunión del Consejo de Ministros en el Palacio de la Moncloa como si fuera uno más y sin dejar ningún indicio de que pueda ser el último en el que participe, tras asegurarse la elección como próximo vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE).

Servimedia 23 de febrero de 2018

Ni aplausos ni despedidas para Guindos en el que puede ser su último Consejo de Ministros
Foto: Twitter

Fuentes gubernamentales aseguraron a 'Servimedia' que Guindos no se despidió de sus compañeros de una manera especial y que el resto del gabinete tampoco le recibió con aplausos por haber superado a su adversario irlandés, Philip Lane, en la disputa por la vacante en la Vicepresidencia del Banco Central Europeo.

Guindos participó en la reunión como si fuera una más, a pesar de que esta misma semana aseguró que su dimisión al frente del Ministerio era "cuestión de días" y que tiene la pretensión de abandonar el cargo antes de que el lunes que viene se someta al examen del Parlamento Europeo, para seguir con los pasos necesarios para su nombramiento formal.

Los tiempos para su cese y el nombramiento de un nuevo ministro de Economía dependen prácticamente en exclusiva del presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, que precisamente este viernes faltó a la reunión del Consejo de Ministros en el Palacio de la Moncloa por encontrarse en Bruselas en una cumbre con sus socios comunitarios.

En la rueda de prensa posterior, el portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, admitió que los ministros van "a echar mucho de menos" a Luis de Guindos cuando abandone el gabinete para ser el nuevo vicepresidente del Banco Central Europeo. "Estoy convencido de que lo va a hacer divinamente", dijo. "Es una persona muy competente".

Méndez de Vigo defendió que la elección Luis de Guindos para ser el próximo vicepresidente del Banco Central Europeo supone un "reconocimiento internacional de España por parte de todos los países europeos", que prueba que en la UE "se aprecia, se estima y se valora" la mejora económica del país tras años de dura crisis.

"Es una gran noticia por la importancia del cargo y porque también revela la confianza en nuestro país. Somos un país serio, solvente y competente, que cumple sus compromisos y en el que se puede confiar", dijo.

Argumentó que el nombramiento de De Guindos "marca una tendencia hacia la España en positivo" de la que suele hablar el Gobierno de Mariano Rajoy, puesto que hace pocos años el país estaba "sumido en una crisis muy profunda pero ahora goza de autoestima" y en la UE se reconoce de este modo.

El portavoz del Gobierno contrastó este "reconocimiento internacional" de España en la persona de Luis de Guindos "con la actitud de algunos partidos nacionales que han hecho todo lo posible por torpedear" su nombramiento como próximo vicepresidente del Banco Central Europeo.

"Parece mentira que algunos prefieran tener a una persona de otro país al frente de un puesto tan importante", lamentó Méndez de Vigo, quien sin mencionar a ningún partido recriminó que ni siquiera un partido tradicional como el PSOE se haya opuesto a De Guindos y no haya mantenido una "visión de Estado".