Detenidas tres personas en Francia por su relación con los atentados de Cataluña

Las detenciones han sido practicadas en los departamentos occitanos de Gard y Tarn.

Qué! 20 de febrero de 2018

Los servicios policiales franceses, en colaboración con el Servicio de Información de la Guardia Civil y la Comisaría General de Información de los Mossos d'Esquadra, han procedido hoy a la detención de tres personas por su supuesta relación con Driss Oukabir, actualmente en prisión por su presunta pertenencia a la célula terrorista que atentó en Barcelona y Cambrils el pasado mes de agosto. 

Las detenciones han sido practicadas en los departamentos occitanos de Gard y Tarn. Igualmente, los agentes han realizado varios registros en domicilios franceses. Tras los atentados de Barcelona y Cambrils, una de las principales líneas de investigación que se abrió, y que aún permanece activa, fue la de averiguar posibles conexiones de los miembros de la célula terrorista con terceras personas que residieran fuera de España

Y en este ámbito, una vez más, la estrecha colaboración de las autoridades francesas ha dado sus frutos. Esta colaboración con la Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra, está siendo clave para el correcto esclarecimiento de los posibles vínculos que ha podido mantener esta célula terrorista en el exterior. 

Los investigadores esperan que de esta actuación, y de los datos obtenidos en los registros, se puedan incorporar hechos relevantes sobre la relación y posible conexión de los detenidos con los terroristas participantes en los atentados de agosto pasado.

 Estas actuaciones se enmarcan en la investigación llevada a cabo entre ambos países, y recogida en el mecanismo de colaboración del Equipo Conjunto de Investigación, que autoridades de Francia y España firmaron el pasado mes de octubre, y que en nuestro país, se encuentra dirigida por el Juzgado Central de Instrucción nº 4 de la Audiencia Nacional y coordinada por su Fiscalía.

 Estos equipos conjuntos de investigación se firman ad hoc entre autoridades judiciales y policiales de ambos países y tienen una vigencia de 6 meses.