El Supremo deja en libertad al ex president Artur Mas y no le impone medidas cautelares

"No me he tenido que retractar de nada. Defiendo la independencia de Cataluña", ha asegurado. 

Qué! 20 de febrero de 2018

El magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, ha dejado en libertad sin medidas cautelares al ex presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, tras declarar este martes dentro de la causa abierta contra él por un posible delito de rebelión en el proceso soberanista. 

A pesar de la petición de la Fiscalía, la abogacía del Estado y del representante legal de Box, Llarena no le impuesto medidas cautelares. Eso sí, deberá estar a disposición del Supremo siempre que le reclame. 

A su salida del Tribunal, Artur Mas ha asegurado que ante el juez ha defendido que la declaración unilateral de independencia (DUI) tuvo un carácter "parlamentario y simbólico", mientras que el referéndum del 1-O fue "de verdad". 

"No me he tenido que retractar de nada. Defiendo la independencia de Cataluña entendida como un futuro estado catalán", ha reconocido ante los periodistas. 

Además ha negado que hubiera un "comité estratégico. A nosotros se nos convocaba a una serie de reuniones pero eran de carácter informal donde sólo se hablaba de política", ha añadido.  

ACUSADO DE REBELIÓN, SEDICIÓN Y MALVERSACIÓN DE FONDOS PÚBLICOS

Mas ha sido incluido entre los investigados por el instructor Pablo Llarena por los cargos que ejerció como presidente del partido y porque formaba parte del comité estratégico del proceso soberanista catalán, que aparece citado en el documento 'Enfocats' incautado por la Guardia Civil en un registro.

Este plan de ruta estaba consignado en una libreta con anotaciones manuscritas, incautado en el domicilio de Josep Maria Llové, mano derecha del exvicepresidente de la Generalitat en prisión preventiva Oriol Junqueras.

Mas está siendo investigado por presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos. Tanto la Fiscalía como la acusación popular pidieron libertad bajo fianza de 60.000 euros para la secretaria general de ERC, Marta Rovira. Para la coordinadora del PDeCAT, Marta Pascal, nadie pidió medidas cautelares y salió en libertad.

El expresidente catalán estuvo arropado hoy por un grupo de compañeros de partido y dirigentes independentistas, entre los que figuraban Jordi Xuclà, Miriam Noguera o David Bombeí, ambos del PDeCAT; miembros de ERC como Teresa Jordà y Bernat Picornell, y el vicepresidente de la Associació de Municipis per la Independència, Jorgi Gaseni.

Artur Mas se convirtió en marzo de 2017 en el primer presidente autonómico condenado por desobedecer una resolución judicial. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) le impuso una pena de dos años de inhabilitación para ejercer cargos públicos por organizar la consulta independentista del 9 de noviembre de 2014 pese a que había sido prohibida por el Tribunal Constitucional.

El expresident "pervirtió los principios democráticos" junto a dos cargos de su Gobierno, también condenadas: la vicepresidenta Joana Ortega y la consejera de Enseñanza Irene Rigau. Los tres fueron absueltos, en cambio, del delito de prevaricación.

Su abogado, Javier Melero, presentó recurso ante el Supremo argumentando que la pena era "excesiva" y solicitando que se revoque la condena de forma íntegra o al menos en la parte referida a su posible presentación como candidato a unas elecciones.