Violencia en las aulas: ¿cuál es la solución?

Más del 90% de los profesores sufren situaciones violentas en el centro ante su falta de autoridad. ¿Cuál es el problema?

Javier Navarro 16 de febrero de 2018

Violencia en las aulas: ¿cuál es la solución?
Foto: Archivo.

Es un problema. Debemos asimilarlo y, sobre todo, ponerle remedio. Los índices de violencia en aulas españolas registra números de récord y las malas noticias no dejan de sucederse. Más allá de los innumerables denuncias de bulling, en las últimas semanas han salido a la luz dos graves casos de abuso sexual en Jaén y Málaga que respaldan un negativo informe publicado a finales de enero.

Más de un 90% de los profesores sufren o han sufrido situaciones violentas en el centro. Incluso dos de cada diez remarcan la gravedad y reincidencia de los hechos según la sección educativa del sindicato CSIF. Mario Gutierrez, presidente del sindicato, afirma que "a veces los profesores no tienen esa autoridad suficiente para parar estas situaciones", respaldando la opinión del 77% de los encuestados.

77% DE LOS PROFESORES CREEN QUE NO TIENEN LA SUFICIENTE AUTORIDAD

Las causas de esta falta de poder en el profesor son múltiples y difusas. La motivación del alumnado, la autonomía de la dirección de los centros y el respaldo de los padres ante la toma de decisiones son tres aspectos fundamentales y necesarios para mantener intacta la figura del profesorado.

En lo que respecta al agresor, la necesidad de atención, poder y venganza son las causas más importantes de su comportamiento. Sin embargo, según los expertos Gerald R. Patterson y Barbara Debaryshe, la principal motivación de sus conductas radica en la imitación de comportamientos vistos en casa.

33% DE LOS PROFESORES CREEN QUE NO HAY SUFICIENTE DISCIPLINA

Agravado por el uso de nuevas tecnologías como nueva plataforma de acoso, los jóvenes son sometidos a constantes críticas y juicios públicos realizados desde perfiles falsos o anónimos. A pesar de que el discurso del agresor suele ser el mismo, la difusión y humillación ha crecido de forma exponencial en los últimos años. Insultos, discriminación por orientación sexual o incluso difusión de fotos privadas son algunas de las formas más comunes de bulling a día de hoy.

44% DE LOS NIÑOS DE 15 AÑOS RECONOCE RECIBIR MENSAJES CON CONTENIDO SEXUAL

Gobierno e instituciones trabajan por solucionar un problema cuya raíz se encuentra en el núcleo familiar. Desde CSIF han abierto dos portales de ayuda a profesores -CSIFAYUDA Profes- y alumnos afectados. Educar en la tolerancia y el respeto son dos de los primeros pasos que debemos dar hacia una meta necesaria y urgente.

10 TIPS PARA PREVENIR LA VIOLENCIA EN LAS AULAS

PARA PADRES

Habla con tu hijo ¿Qué siente? ¿Quiénes son sus amigos? Conócele, apóyale y hace sentir querido.

No dudes en recurrir a ayuda externa. Los adolescentes son muy impermeables y el vínculo paternal muchas veces impide que se sinceren. 

Evita los insultos, las malas expresiones y la falta de diálogo en casa. Para educar en el respeto y la tolerancia se debe dar ejemplo.

Déjale claro que la solución nunca es la violencia ni la venganza. Responder devolviendo el daño recibido no es una buena opción.

No le prohibas el uso de nuevas tecnologías: modéralo. En su justa medida y bien utilizado le aportará cosas muy positivo. 

PARA HIJOS

¿Tratas mal a un compañero? Simplemente se empático. Ponte en su situación e intenta sentir lo que él: ¿qué sientes?

¿Te trata mal un compañero? No le des de su propia medicina. Se maduro y racional; no te reduzcas a su altura y soluciónalo hablando con tus profesores.

Se discreto y respetuoso en redes sociales. Mide las consecuencias que pueden tener tus publicaciones.

Ayuda a aquel que es acosado. Denuncia ante tus profesores el problema y corta las alas a los abusones. No tengas miedo, son ellos los que lo están haciendo mal.

Tu familia es tu mayor apoyo. Si te sientes mal -porque eres acosasdo o porque acosas- no dudes en hablar con ellos y contarles todos tus problemas. Lo único que harán es ayudarte.