La nieve mantiene cerrados 400 kilómetros de carreteras en 13 provincias

Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) existen 170 tramos de carreteras afectadas por la nieve o el hielo, de los cuales 38 estaban cerrados a la circulación de vehículos (nivel negro), en 60 era necesaria la utilización de cadenas o llevar neumáticos de invierno (rojo), en 24 había restricciones a los camiones (amarillo) y en 48 la nieve en la calzada condicionaba el tránsito (verde).

Servimedia 9 de febrero de 2018

La nieve mantiene cerrados 400 kilómetros de carreteras en 13 provincias

La nieve o el hielo en la calzada obligó esta mañana a las autoridades a mantener cerrados a la circulación de vehículos algo más de 400 kilómetros de carreteras secundarias, repartidos en 38 tramos de 13 provincias del norte peninsular, Canarias y Baleares.

Según los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) sobre el estado de las carreteras, recogidos por Servimedia a las 10.00 horas, en ese momento había 170 tramos de carreteras afectadas por la nieve o el hielo, de los cuales 38 estaban cerrados a la circulación de vehículos (nivel negro), en 60 era necesaria la utilización de cadenas o llevar neumáticos de invierno (rojo), en 24 había restricciones a los camiones (amarillo) y en 48 la nieve en la calzada condicionaba el tránsito (verde).

Sólo un tramo pertenecía a la red principal (es decir, autopistas o autovías), concretamente 27 kilómetros de la A-67 en Mataporquera (Cantabria), aunque tenía el nivel verde, con lo que no había activado ningún tipo de restricción al tráfico.

En cuanto a otras carreteras nacionales, había nivel rojo en la N-232a a la altura de Morella (Castellón) y amarillo en dos puertos de montaña de León: San Glorio (N-621) y Pontón (N-625).

Respecto a las carreteras cerradas, alrededor de 150 kilómetros se repartían en 12 puertos de montaña, dos de ellos interprovinciales: Ventana (AS-228 en Asturias y LE-481 en León) y Estacas de Trueba (CA-631 en Cantabria y BU-570 en Burgos). Otros cuatro eran de Asturias (San Isidro con la AS-112, Tarna con la AS-117, Connio con la AS-348 y La Marta con la AS-364).

También estaban cerrados al tráfico de vehículos más puertos en Cantabria (Palombera con la CA-289, La Matanela con la CA-633 y La Sía con la CA-665), Burgos (Lunada con la BUR-572), León (Piedrafita con la LE-315) y Navarra (Belagua con la NA-137).

CARRETERAS INSULARES

Otros 250 kilómetros de carreteras secundarias también se encontraban cortados a la circulación, la mayoría de ellos repartidos en el norte peninsular: Teruel (A-226 en Allepuz, A-2403 en Ejulve, TE-V-1008 en Santa Eulalia, TE-V-1143 en Anadón, TE-V-6134 en Manzanera y TE-V-9023 Villafranca del Campo), León (LE-491 en Cabrillanes), Salamanca (DSA-191 en Candelario), Segovia (SG-V-7212 en Hontoria), Barcelona (BV-4024 en Baga),Girona (C-38 en Mollo) y Navarra (NA-7510 en Lekunberri).

Lo mismo ocurría con carreteras insulares de Mallorca (MA-10 en Fomalutx y Ma-2141 en Cala Tuent), Las Palmas (GC-134, GC-135, GC-15 y GC-150 en Vega de San Mateo; GC-130 en Cazadores, GC-156 en Tejeda y GC-600 en Las Lagunetas) y Tenerife (LP-4 en Santa cruz de la Palma y TF-24 en Las Esperanza).