El PSOE lamenta que "una persona fugada de la Justicia tenga en jaque a toda la población"

Margarita Robles ha participado esta mañana en una entrevista en TVE.

Servimedia 1 de febrero de 2018

La portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles, cuestionó este jueves que un país como España esté "pendiente" de Carles Puigdemont, una "persona fugada que ha eludido a la Justicia, y "tenga en jaque a toda la población de Cataluña".

De esta manera, en una entrevista en TVE recogida por Servimedia, lamentó los días "intensos" que se están viviendo últimamente a partir de una situación "tan esperpéntica" como lo que está ocurriendo en Cataluña. "Son días intensos y con ese punto de esperpento y de falta de respeto de (Carles) Puigdemont a la ciudadanía catalana", dijo Robles sobre la situación del expresidente catalán.

Restó interés a los mensajes difundidos con reflexiones de Puigdemont, y remarcó que el diputado de Junts per Cataluña propuesto para presidir la Generalitat se cree el "salvador de Cataluña cuando está llevando en jaque a la población catalana y, también, está llevando a la división dentro de su propio mundo".

En cualqueir caso, dijo que se trata de una "manifestación privada de la realidad de alguien que ha perdido esa noción de la realidad" pero, a su juicio, "lo más tremendo es que haya políticos", aunque dudó de considerar como tal a Puigdemont, que no recuerden que "la política es un servicio púbico siempre a disposición de los ciudadanos y no los ciudadanos a disposición tuya (del político)."

Robles, magistrada en servicios especiales, insistió en que "lo que dice el Tribunal Constitucional hay que cumplirlo" y consideró "exigible" que en Cataluña se proponga para la Presidencia de la Generalitat a "alguien que respete las decisiones judiciales".

Asimismo, opinó que "esas personas que sólo piensan en ellos no pueden pretender gobernar una comunidad como Cataluña", y agregó que hecha "de menos" que no haya valor en el mundo de los independentistas para decir "basta ya" a Carles Puigdemont.