Cospedal considera un "gran honor" ayudar al Ejército de Mali contra el terrorismo

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, manifestó este miércoles que es un "gran honor" para las Fuerzas Armadas españolas ayudar al Ejército de Mali en la lucha contra quienes quieren convertir al país africano en el "pasto del terrorismo" y de la delincuencia organizada.

Servimedia 31 de enero de 2018

Así se pronunció Cospedal durante su visita al cuartel general de 'EUTM Mali' en Bamako (Mali), el mismo día en que esta misión pasará a estar liderada hasta noviembre de 2018 por el general de brigada español Enrique Millán Martínez.

La ministra estuvo acompañada durante su visita por el general Millán Martínez; por el comandante del Mando de Operaciones (Cmops), general Fernando Pérez del Pozo, y por el embajador de España en Mali, Miguel Gómez de Aranda, entre otras autoridades civiles y militares.

Durante su alocución, la titular de Defensa confesó que esta había sido una visita "fructífera", ya que le había permitido comprender el "valor" de las Fuerzas Armadas en la salvaguarda de la soberanía y la integridad territorial de España y de la defensa de los españoles y sus familias. "Gracias por la labor que realizan, por lo que queda por hacer y por todo lo realizado", dijo.

Cospedal subrayó que las amenazas "no están a la vuelta de la esquina", por lo que, continúo, para defender el modelo de convivencia occidental "hay que ir donde esté el conflicto".

Esto le sirvió para dejar claro que España está interesada en un Sahel y un Mali en los que reinen una "paz duradera" y la estabilidad y en los que no haya "fanáticos" ni "movimientos criminales".

Llamó la atención sobre el hecho de que España está en Mali dentro de los parámetros de una misión de la UE y avalada por la ONU para evitar que el país quede en manos de los terroristas.

La ministra divagó sobre el hecho de que las Fuerzas Armadas "protegen" y "defienden" un "intangible" que no se valora hasta que no se pierde: la seguridad y la defensa, sin los que no existe la justicia, el trabajo, la sanidad, la educación y el resto de derechos y libertades.

Por ello, enmarcó la asunción del mando de 'EUTM Mali' en un día "muy importante" para España, porque tendrá el "gran honor" de ayudar al Ejército maliense a que su país no sea "pasto del terrorismo" ni del crimen organizado.

Cospedal presumió de que después de que el Congreso de los Diputados autorizara la semana pasada duplicar el contingente en Mali -de los 137 actuales a los 292- España se convertirá en el país que más efectivos aporte a esta misión.

Celebró que desde su integración en la misión España ha formado a más de 11.000 soldados malienses. Esto da fe, según Cospedal, del compromiso de España con la paz y estabilidad mundial a partir de su participación en misiones internacionales (todas las de la UE y casi todas las de la OTAN y la ONU). "España es un país convencido de ayudar a quienes viven bajo las peores circunstancias", remachó.