Publicadas las características de la evaluación final de 4º de ESO, seguirá sin ser obligatoria para obtener el título

Las comunidades con lengua cooficial tienen un día extra para realizar las pruebas en el último trimestre lectivo del presente curso.

Servimedia 30 de enero de 2018

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte publicó este martes las características y criterios que regirán la evaluación final de ESO en el curso 2017-2018, que un año más no será necesaria para obtener el título.

Según la orden recogida hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE), la prueba mantendrá el carácter diagnóstico y muestral establecido en el Real Decreto-Ley 5/2016, que suspendió los efectos académicos previstos en la Lomce hasta alcanzar un Pacto de Estado educativo, que en la actualidad se negocia en el Congreso.

El texto fija los estándares y criterios de evaluación, el peso relativo de las distintas materias, los tiempos y el tipo de preguntas. Las pruebas se contextualizarán en entornos próximos a la vida del alumnado, es decir, en situaciones personales, familiares, escolares y sociales, y también en entornos científicos y humanísticos.

Se realizarán durante cuatro días en el último trimestre lectivo del curso 2017/2018 (abril, mayo y junio de 2018). No obstante, las comunidades autónomas con lengua cooficial podrán disponer de un día más.

La principal novedad de este curso consiste en posibilitar la realización de exámenes en abril, en función de las necesidades organizativas de las comunidades autónomas.

Los informes de resultados permitirán a las administraciones educativas conocer los resultados académicos de sus alumnos y centros y contextualizarlos con factores como la tasa de repetición, el absentismo escolar, el grado de satisfacción del alumnado, circunstancias socioeconómicas y socioculturales del contexto, tiempo dedicado a deberes en casa o utilización de medios tecnológicos, entre otros datos a tener en cuenta para evaluar el sistema educativo.