El nuevo violador del Eixample ha sido condenado a 66 años de prisión

Francisco Javier Corbacho, ha sido condenado a 66 años de cárcel tras ser declarado culpable de cuatro agresiones sexuales  y tres delitos de robo con violencia.

Qué! 19 de enero de 2018

La Audiencia de Barcelona ha condenado a Francisco Javier Corbacho, conocido como el nuevo violador del Eixample, a 66 años y 6 meses de prisión además de condenar al agresor a pagar a las víctimas un total de 110.000€. Según informa 'La Vanguardia' al condenado se le ha absuelto de un quinto delito de agresión sexual y robo con violencia ya que no se ha podido aportar una prueba de la víctima ya que no reside en España.

Corbacho se movía de madrugada por las calles aledañas de la plaza Universitat esperando que alguna mujer volviera a casa sola, en ese momento la seguía las asaltaba en sus portales, las increpaba con una navaja o cualquier objeto punzante y las agredía sexualmente. El condenado era electricista y, en ocasiones, utilizaba el instrumental de su ocupación laboral para amenazar a sus víctimas.

En el juicio se definió a Francisco Javier Corbacho como un "depredador sexual" con un 'modus operandi' repetitivo y meticuloso. También en el juicio, el acusado negó los hechos y contó que los días que ocurrieron los hechos solo estaba por el Eixample para buscar bares y portales en los que consumir cocaína y que por ello asaltaba a las mujeres que entraban en los portales, para que no se cerrara la puerta y así poder consumir, sin embargo, los médicos forenses declararon que Corbacho no tenía ningún tipo de dependencia a las drogas.