Podemos quiere gravar a los bancos con un recargo del 10% en el impuesto de sociedades

El líder de la formación morada apuesta por abordar la agenda social y los temas que más preocupan a los ciudadanos.

Servimedia 19 de enero de 2018

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, adelantó este viernes su propuesta de crear un impuesto a las entidades bancarias que se traduce en un incremento de un 10% del impuesto de sociedades durante los próximos cinco años.

Iglesias, en una entrevista en la Ser recogida por Servimedia, indicó que este impuesto nacerá en la proposición de ley que Podemos registra este viernes en el Congreso y a la que el PSOE ya le ha dado su apoyo.

El líder de Podemos apuntó que este impuesto a la banca se prevé para los próximos cinco años pero puede ser "prorrogable". Estimó que en ese periodo se recauden 6.000 millones de euros, lo que supondría, según Iglesias, "resolver" el problema del sistema de dependencia en España.

Agradeció el apoyo que el PSOE da a esta iniciativa y celebró que "por fin" los socialistas respalden "algo de izquierdas". Al necesitar más apoyos parlamentarios para que esta proposición de ley salga adelante, Iglesias explicó que buscará el apoyo de ERC y de otras formaciones catalanas y vascas para lograr el número necesario que venza a la derecha en el Congreso.

Si bien, denunció que, aunque logren esa mayoría en la oposición que ya se ha visto en otras iniciativas, el Gobierno puede usar la capacidad de veto para impedir que sea una realidad.

Pablo Iglesias apostó por acabar con la "guerra de banderas" y que los políticos se centren en los temas sociales que afectana los ciudadanos y, remarco que, los dependientes en Cataluña viven la situación más grave de toda España.

Por otra parte, preguntado por la prisión permanente revisable, Iglesias aseguró que Podemos no cambiará de postura pese a los "brutales" casos como el de Diana Quer. Así, remarcó que "los que tenemos responsabilidades tenemos la obligación de que no se traduzcan las entrañas en leyes, sino en leyes eficaces para proteger a las mujeres".

IGLESIAS VE "EVIDENTE" QUE PUIGDEMONT NO PUEDE GOBERNAR DESDE BRUSELAS

Iglesias, en una entrevista en la Ser recogida por Servimedia, reconoció estar un "poco harto" y no ser el único, de hablar todo el rato de la cuestión política en Cataluña y zanjó la cuestión indicando que es "evidente" que Puigdemont no puede ser presidente cuando se le preguntó qué debe hacer el Gobierno de Mariano Rajoy ante la posibilidad de la investidura telemática.

"Lo que habría que decir a Puigdemont y a Rajoy es que hay que empezar a hablar de los problemas de la gente", remarcó Iglesias, para después añadir que hace falta ya que "alguien" gobierne en Cataluña porque, por ejemplo, es el territorio donde es más grave la situación de los dependientes.

A su juicio, "algunos están muy cómodos" hablando de manera "permanente de este culebrón" porque así se obvian otras cuestiones como la corrupción, la educación, la sanidad o las pensiones. "En el Parlament ocurrirá lo que tenga que ocurrir", dijo, para después añadir que los letrados ya han dejado "muy claro" que no puede haber investidura ni presidente en la distancia.

Iglesias avanzó que habría que celebrar otra investidura si Puigdemont insiste en la vía telemática porque ésta "no será válida". "Buscarán otro candidato y además lo tienen previsto", apuntó.

Por último, Iglesias reconoció que el "mal" resultado de las elecciones del 21-D les lleva a estar con "modestia" en la oposición, pero que no les pueden cargar a ellos con la falta de acuerdos en la Cámara.

Defendió la abstención de los 'comunes' en la elección de la Mesa del Parlamente porque tanto "independistas" como "monárquicos" se negaron a pactar la composición "plural" y "transversal" que proponían. Exigían, dijo Iglesias, que se vota "al mío o nada".

Iglesias criticó que ambos frentes están "cómodos" en la "guerra de banderas" y "siguen jugando a eso", pero agregó que "algo se está haciendo mal" porque con esa postura ha desaparecido la agenda social.

Así, denunció que no se habla de cuestiones que afectan a los ciudadanos ni de la corrupción, cuando "en este país hay mucho sinvergüenza que se pone banderas en la muñeca", "doblan la rodilla ante el Rey y luego guardan su dinero en Suiza".