Artur Mas dimite como presidente de PdeCat: "Primero el país, luego el partido y luego la persona"

Así lo ha hecho en una comparecencia pública en la sede del partido.

Martín Velarde Falcón 9 de enero de 2018

Artur Mas, ex-president de la Generalitat entre 2010 y 2016, ha anunciado en la tarde de este martes que renuncia a la presidencia del PDeCAT. 

Una hora antes, los máximos responsables del partido se reunieron. En dicho encuentro, se ha comunicado de manera oficial a los alegados del ex-president la decisión de dar un paso al lado y dimitir. Con algunos minutos de retraso, Mas ha llegado al atril de la sala de prensa de la sede oficial del PdeCat.

Una vez se hizo el silencio, el ex-president tomó la palabra. Esto fue lo que dijo:

"Hace meses que lo tenía pensado, antes del 1 de octubre, antes del verano. La decisión no es precipitada, sino que la llevo meditando largamente. Hago otro paso al lado, ya va más de uno, y hoy precisamente hace dos años del primero, cuando anuncié entonces que dejaba la presidencia de la Generalitat. Propuse entonces a Carles Puigdemont, que fue aprobado pro el Parlament. El paso al lado tienes dos razones, que son las que explico en la carta que he enviado a Marta Pascal y a todas las personas de nuestro partido", ha empezado explicando Artur Mas, a eso de las 18:38 de la tarde.

"Tengo dos motivos por los cuales tomo esta decisión. El primero de ellos es una fórmula electoral que se fundó en Bélgica para intentar el mejor resultado posible en unas elecciones tremendamente difíciles. Este resultado abre una posibilidad de oro para que el PDeCAT pueda ampliar su base de una manera más acelerada"

El segundo motivo es el calendario judicial por el que tengo que pasar en los próximos tiempos. Según Mas, no dispone de "el tiempo de maniobra suficiente para poder liderar el proyecto". Además, "creo que no tengo que limitar la expansión de este proyecto, del PDeCAT y de Junts per Catalunya, y en la presidencia del partido se necesita a alguien que sí tenga margen de maniobra", ha alegado el expresidente de la Generalitat. Con todo, ha querido dejar claro que su dimisión "no es un mensaje a nadie, y menos a Puigdemont".

"En estos dos años no he insinuado una sola discrepancia (con el proyecto de Carles Puigdemont)", señaló el expresidente a preguntas de los periodistas posteriormente. Mas ha asegurado que, eso sí, no se retira definitivamente de la política, "sino que la hará de otra manera. Ya veremos", añadió posteriormente.

Después, en una francés, Artur Mas ha defendido que es muy importante que el proyecto de Catalunya sea bien comprendido en el resto del mundo, haciendo especial énfasis en "el carácter pacífico del movimiento independentista".

Las últimas palabras de Artur Mas han sido: "Obtuvimos una mayoría parlamentaria y tenemos la obligación de seguir hacia adelante en este proceso. Pero no logramos el 50 % de los votos, por lo que tenemos la obligación de entender la situación".