Los caprichos navideños permitidos y prohibidos para tus mascotas

Coger algunos kilitos durante las fiestas de Navidad es muy habitual, pero en el caso de nuestros amigos caninos y felinos, no es recomendable ya que puede tener graves consecuencias. 

Qué! 20 de diciembre de 2017

La Navidad es una época del año increíblemente emocionante, en la que toda la familia se reúne, incluyendo a nuestras mascotas. También es una época de comidas abundantes por lo que es importante mantener felices y sanos a nuestros amigos de cuatro patas.

Ya sea la primera Navidad de tu cachorro o las quintas fiestas de tu gato, la Dra. Jennifer Adolphe, especialista en Nutrición Veterinaria de Petcurean, comparte algunos consejos que podrán ser útiles a los dueños de las mascotas estas Navidades.

Aunque puede ser tentador compartir la comida navideña con las mascotas, es importante comprobar antes que no sea perjudicial para su estómago. Por ejemplo, el chocolate, la cebolla y el alcohol no son nada buenos para las mascotas y hay que evitarlos. También, es importante mantenerlas alejadas de huesos de aves de corral o huesos cocidos, ya que se astillan fácilmente. En su lugar, para mantener a las mascotas entretenidas durante las celebraciones, mejor llenar su juguete favorito con pienso.

Coger algunos kilitos durante las fiestas de Navidad es muy habitual, pero en el caso de nuestros amigos caninos y felinos, no es recomendable ya que puede tener graves consecuencias. Por eso, hay que procurar no darles demasiadas golosinas o al menos reducir las cantidades en ocasiones especiales. Además, los perros (y algunos gatos) pueden olfatear las golosinas que se esconden en los regalos, así que es importante mantener cualquier cosa comestible fuera de su alcance.

De todos modos, eso no significa que las mascotas no pueden disfrutar de una deliciosa comida festiva. Desde Petcurean recomiendan preparar comida casera utilizando las siguientes opciones nutritivas:

Aves de corral como pollo o pavo: es importante asegurarse de separar la porción de la mascota antes de cubrirla con alimentos que no debe comer como mantequilla, cebolla o queso, y quitar también la piel, ya que es alta en grasa:

Salmón cocido: es una gran fuente de vitamina B12 (esencial para la formación de glóbulos rojos y la función del sistema nervioso) y vitamina D (responsable de la formación de huesos y articulaciones).

Hortalizas crujientes: la zanahorias, los guisantes y el brócoli están llenos de propiedades beneficiosas para perros y gatos.

Huevos revueltos: estos son un gran regalo ocasional para la mascota, ideal para la Navidad.

Sin embargo, no es solo la comida lo que puede causar problemas a la mascota. Los adornos como el oropel, el papel de regalo, las lentejuelas e incluso ciertas flores pueden provocarle molestias si intentan comerlos, así que hay que mantenlos bien lejos de ella. Por otro lado, los animales pueden asustarse un poco con el alboroto de las celebraciones por lo que es necesario que tenga tiempo para relajarse y descansar. De todos modos, tener a mano el número de servicio de urgencias veterinarias siempre es conveniente.