Clubes de alterne financian un combate de boxeo contra la violencia de género en Cantabria

El Ayuntamiento de Camargo, que reconoce el grave error de patrocinar y financiar el evento, ha pedido disculpas por ello y tiene todas las asociaciones feministas en contra de la celebración del mismo.

Alejandro Cañas 15 de diciembre de 2017

Cantabria será protagonista este fin de semana por la celebración de un combate de boxeo en contra de la violencia de género en un prostíbulo en la localidad de Camargo. Este club de alterne, junto con otros dos de la comunidad - Acrópolis, Stardust y Borgia - protagonizan el evento con la ayuda del consistorio de Camargo, que ha sido el encargado de financiar parte del mismo con fondos públicos.

La alcaldesa de este pueblo, Esther Bolado, ha pedido disculpas y ha asegurado "que no colaborará más con actividades que tengan que ver con clubes de alterne". Desde la formación de Podemos del municipio no han tardado en pedir explicaciones al PSOE por conceder el permiso para que se celebre el evento que tendrá lugar en el polideportivo municipal de Revilla de Camargo. Lo ha hecho la diputada regional Verónica Ordóñez, que considera que Bolado "debe asumir repsonsabilidades políticas".

CRÍTICAS DE COLECTIVOS FEMINISTAS

No solo llegan explicaciones y críticas desde el ámbito político. Asociaciones en contra de la violencia de género y feministas cargan contra la celebración de esta velada de boxeo, bajo el título 'La noche de las reinas' en el que participarán boxeadoras de Cantabria y del País Vasco

Algunas de ellas han sido el Colectivo de Estudiantes de Cantabria y la Comisión 8 de Marzo de Cantabria, que han expresado su malestar por el festejo de este acontecimiento, tachándolo de "inconcebible"

OPERACIÓN ZULO

Uno de los tres clubes que patrocina el evento está bajo investigación dentro del marco de esta operación, conocida a partir del pasado mes de agosto, por la trata de seres humanos. La Policía halló a más de 60 trabajadores de ese prostíbulo sin ser dados de alta en la Seguridad Social.

El gerente del local fue detenido, al igual que el responsable de las actividades que se desarrollaban en este. También fueron acusados de delitos contra los derechos laborales de los trabajadores.