Rajoy a los independentistas: "Podrán luchar por sus ideas pero siempre dentro de la legalidad"

"Sin respeto a la ley no puede haber ni seguridad jurídica ni libertad y sin éstas no puede haber riqueza", advirtió el presidente del Gobierno, refiriéndose a las 3.000 empresas que han huido de la "zozobra y la inseguridad jurídica" que percibían en Cataluña.

Servimedia 11 de diciembre de 2017

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmó este lunes que espera que a partir de las elecciones del próximo 21 de diciembre los independentistas "asuman que pueden luchar por sus ideas", pero "siempre dentro de la legalidad", porque "España es una democracia".

Rajoy hizo estas consideraciones en su intervención inicial en un desayuno informativo organizado por Europa Press en Madrid, donde avisó de que si la ley deja de ser el "eje de gravedad de la convivencia", la sociedad "se atomiza en un sinfín de conflictos" que pueden "destrozar la convivencia".

"Sin respeto a la ley no puede haber ni seguridad jurídica ni libertad y sin éstas no puede haber riqueza", advirtió el presidente del Gobierno, refiriéndose a las 3.000 empresas que han huido de la "zozobra y la inseguridad jurídica" que percibían en Cataluña.

Lamentó que la economía catalana se haya "gripado" a causa del independentismo, aunque dijo que cree "firmemente" que este daño "se puede revertir rápidamente" si a partir del 21-D se abre en Cataluña una nueva etapa en la que quede superada "la política del desafío constante y la desobediencia".

Dicho esto, aseguró que en España la ley se cumple "y así va a seguir siendo", sea cual sea el resultado de los comicios catalanes, ya que "se ha demostrado que la democracia funciona" con la aplicación del artículo 155 de la Constitución. "También hemos comprobado la profundidad de nuestro sentimiento nacional", celebró.

Por todo ello, dijo que lo que cabe esperar a partir de ahora es que los independentistas "asuman que pueden luchar por sus ideas, porque España es una democracia, pero siempre dentro de la legalidad". A partir del 21-D, prosiguió, "todos tendremos que hacer un esfuerzo" para recuperar la confianza de los inversores.

De esta forma, subrayó, se podrán "revertir cuanto antes las dramáticas consecuencias de lo ocurrido estos meses". "Si las dudas se despejan y si el próximo gobierno de Cataluña marca una agenda distinta a la ruptura, al enfrentamiento y a la ilegalidad, Cataluña y España pueden protagonizar un gran salto adelante", apuntaló.