Trump enciende Oriente Medio y Hamas llama a una "nueva intifada"

Trump ha tomado la decisión de hacer firme una ley de 1995 por la que se dice que Jerusalén será capital de Israel, y trasladará la embajada de EEUU de Tel Aviv a Israel.

Fernando Fernández Quintas 7 de diciembre de 2017

El grupo radical Hamas ha llamado este jueves a una nueva "Intifada" que comenzará, según el líder de la organización mañana mismo. Este manifiesto lo ha lazando después de que Donald Trump haya reconocido a Jerusalén como capital de Israel, hecho que no ha gustado nada a ninguno de los países árabes, ya que en esa ciudad "conviven" las tres religiones más importantes del mundo. 

EEUU se ha convertido, con este reconocimiento, en el primer país del mundo en reconocer a Jerusalén como capital de Israel. En 1995 el Congreso de EEUU instó al presidente a reconocer la capitalidad de la ciudad y trasladar allí la embajada. Clinton, Bush hijo y Obama hicieron caso omiso de la declaración del Congreso

La decisión de Trump tiene un simbolismo especial ya que Jerusalén es la ciudad santa de las tres grandes religiones y se la han disputado desde hace siglos entre cristianos y musulmanes, y también entre judíos y musulmanes desde el siglo XX y lo que va de siglo XXI. Naciones Unidas ha defendido un estatus internacional. Para musulmanes y árabes esta decisión significa el abandono de la imparcialidad por parte de EEUU y se ven como una decisión que no ayudará al proceso de paz de Oriente Medio. 

"He considerado este rumbo de acción como favorable al interés de los EEUU de América de buscar la paz entre israelíes y palestinos. Éste es un paso que damos muy tarde para hacer que la paz progrese y que lleguemos a un acuerdo duradero" ha dicho Trump al manifestar la decisión de hacer vigente esta ley de 1995. A pesar de que Trump dice que es una decisión para la paz, ha aumentado la dotación de infantes de Marina en las embajadas de EEUU de todo Oriente Medio.