El juez del Supremo anula la orden de detención de Puigdemont

Llarena pretende evitar que la Justicia de Bélgica decida los delitos por los que tienen que ser investigados él y los exconsellers

Martín Velarde 5 de diciembre de 2017

El juez Pablo Llarena ha ordenado la retirada de las órdenes Europeas de Detención dictadas oficialmente contra Carles Puigdemont y los exconsellers (Antonio Comín, Lluís Puig, Meritxell Serret y Clara Ponsatí). Además, ha dictado que se comunique su decisión a las autoridades belgas.

Llarena cree que se deben retirar las órdenes porque considera que es un delito de naturaleza "plurisubjetiva" que exige una respuesta única para evitar contradicciones.

Además, el juez explicó que "los investigados parecen haber mostrado su intención de retornar a España, con la finalidad de tomar posesión y ejercer unos cargos electivos para cuyos comicios se han presentado recientemente".

Según informa el País, el juez entiende que esta decisión no genera ningún impuesto a los afectados por ella "pues, en la medida en que los encausados se opusieron a que se ejecutara por el Estado requerido el acto de colaboración que analizamos, eso es lo que esta resolución les aporta".