Arranca la campaña electoral en Cataluña con Puigdemont por videoconferencia

La número 2 de ERC lamenta que la campaña comenzara "sin nuestro cabeza de lista, un hecho que en 90 años de historia no había pasado, algo que es inédito". Ciudadanos, aupado por las encuestas, defendía que el 21-D "se hará historia". 

Nacho Arribas 5 de diciembre de 2017

Los representantes de los partidos políticos que concurren a las elecciones en Cataluña del 21-D arrancaron anoche la campaña electoral y pidieron el voto por primera vez. Desde Ciudadanos, su líder Inés Arrimadas, se mostró convencida de que en 15 días "se hará historia" gracias a la "mayoría silenciosa" que pondrá fin al "procés interminable" de los independentistas. Aupada por los buenos augurios que pronostica el barómetro del CIS para la formación naranja, Arrimadas  defendía que "ahora sí que iremos a votar, con una Junta Electoral imparcial, con un censo oficial. Ahora sí saldremos a la calle, con nuestra papeleta naranja que representa el fin del proceso y la apertura de una nueva etapa en Cataluña".

En Esquerra Republicana, y ante la ausencia del encarcelado líder Oriol Junqueras, la número 2 de la formación, Marta Rovira, denunciaba que la campaña electoral arrancaba "sin nuestro cabeza de lista, un hecho que en 90 años de historia no había pasado, algo que es inédito. Hemos tenido presidentes del partido en prisión, en el exilio y también uno de ellos fusilado, pero nunca antes habían impedido a nuestro candidato a la presidencia poder hacer una campaña", aseguraba.  El exconseller Carles Mundó, que por la tarde abandonada la prisión, acudía al mitin de Rovira para pedir "juego limpio". 

Quienes no acudieron al acto de su partido fueron los exconsellers del PDeCAT, Meritxell Borràs, Josep Rull y Jordi Turull, que ayer también salían de prisión. No obstante, en el mitin de Junts per Catalunya, su cabeza de lista Carles Puigdemont, huido en Bruselas, aseguraba a través de una videoconferencia que hay que "ganar el 21D porque hará temblar las piernas al presidente del Gobierno y a sus cómplices del artículo 155".

La CUP, con su líder Carles Riera al frente, aprovechó el inicio de la campaña para hacer un homenaje a quienes apostaron por la autodeterminación" y desde el PSC Miquel Iceta aseguró que "se muere de ganas por ser el próximo presidente de la Generalitat". Catalunya en Comú-Podem arrancaba la carrera hacia el 21-D consciente de que tendrán "la llave para desbloquear la situación en Cataluña", según aseguró su líder, Xavier Domènech, mientras que desde el PP Xavier García Albiol reivindicaba a su partido como "garante de la convivencia y la unidad de España".