Tatuajes | Lo que no te han contado sobre su perjuicio para la salud

Los colorantes que se utilizan para realizar tatuajes incluyen compuestos químicos que pueden producir incluso cáncer de piel, según informa la Directora del Centro Médico Rusiñol.

Rusiñol 4 de diciembre de 2017

Los tatuajes pueden generar efectos negativos sobre la piel como son los como granulomas (reacción cuerpo extraño a la tinta con aparición de bultos debajo de la piel) o las cicatrices queloides, que pueden aparecer incluso años después. Además, se pueden presentar enfermedades como tétanos, hepatitis, VIH, entre otras infecciones, si el sitio no tiene las medidas higiénicas necesarias.

En raras ocasiones se presenta el Fenómeno Isomorfico de Koebner. Es una enfermedad cutánea preexistente en el paciente pero que no se había manifestado. Se produce debido al impacto de la aguja incisiva sobre la piel y puede acarrear problemas como la psoriasis, el liquen plano y el vitíligo entre otros.

Sin embargo, se piensa que los principales perjuicios de los tatuajes para la salud son los posibles contagios e infecciones, pero tal y como recalca la Doctora Mª Ángeles López Marín, Directora del Centro Médico Rusiñol, el daño va mucho más allá:

1. La composición de la tinta puede incluir impurezas que contienen metales pesados tales como el níquel, cromo, magnesio o cobalto que aunque van a ganglios linfáticos, algunas de sus partículas viajan más lejos por el cuerpo.
2. La tinta negra, que es la más utilizada, contiene hidrocarburos aromáticos policíclicos, un compuesto que produce cáncer
3. Cualquier pigmento que sea inoculado en la piel, provoca, en las proteínas de la membrana de las células, una alteración.
4. Tanto el dióxido de titanio como los demás pigmentos orgánicos que contiene un tatuaje, aunque quedan retenidos en el tejido de la piel, puede que las partículas más pequeñas sean transportadas por células inmunes (los macrófagos) encargadas de capturar residuos nocivos para el organismo, hasta los ganglios linfáticos, donde se acumula.
5. Ocultan serios problemas y enfermedades que podemos tener en la piel de forma que tanto melanomas como carcinomas estarán escondidos bajo el tatuaje impidiendo su detección.

También la Comisión Europea ha publicado un informe sobre el peligro que suponen algunos de los colorantes empleados en esta práctica y donde resalta que más del 80% de los colorantes utilizados en la tinta de tatuaje son orgánicos y más del 60% de ellos son azopigmentos, algunos de los cuales pueden liberar aminas aromáticas cancerígenas..

Artículo elaborado con información del Centro Médico Rusiñol