Sol de día y heladas de noche al inicio del puente de la Constitución

Las temperaturas máximas subirán en la primera mitad de la semana, y a partir de la segunda, se esperan precipitaciones en el noroeste de la Península

Servimedia 4 de diciembre de 2017

El tiempo estable se impondrá en buena parte de España al comienzo del puente de la Constitución y la Inmaculada, puesto que el sol predominará en el cielo y las temperaturas subirán por el día, aunque amplias zonas de la península se congelarán de noche, pero la situación podría cambiar el jueves porque un frente dejaría lluvias en el noroeste peninsular y el viernes llegaría una masa de aire frío con precipitaciones en amplias zonas del país, de manera que se esperan nevadas en el norte peninsular.

La portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Delia Gutiérrez, señaló este lunes a Servimedia que esta semana de puente de la Constitución y de la Inmaculada tiene "dos partes bien diferenciadas", la primera de las cuales se mantendrá hasta el miércoles con "situación anticiclónica" en la mayor parte del país.

Gutiérrez subrayó que hasta el miércoles habrá "tiempo muy estable, casi sin precipitaciones y las temperaturas diurnas van a subir, aunque las mínimas van a a seguir muy bajas y seguirán las heladas", mientras que entrará polvo en suspensión en Canarias.

En la primera mitad de la semana se esperan cielos poco nubosos, aunque con nieblas en áreas del interior del norte peninsular, sobre todo en el entorno del valle del Duero, que irían acompañadas de cencellada (depósitos de hielo que se forman en superficies sólidas al congelarse las gotitas de agua en suspensión).

Las temperaturas tenderán a subir, salvo en las áreas de nieblas persistentes, y continuarán las heladas en amplias zonas de la península. Los termómetros marcarán valores inferiores a -5ºC en puntos de la Meseta Norte y en zonas altas, e incluso puntualmente cerca de -10ºC en zonas de montaña y el entorno del Sistema Ibérico.

La sensación de frío hasta el miércoles no será tan intensa por el día como en jornadas precedentes porque soplarán vientos flojos en general, si bien persistirán los intervalos de levante fuerte en el Estrecho y en la zona de Alborán.

DE JUEVES A DOMINGO

Por otro lado, Gutiérrez precisó que hay incertidumbre en la predicción meteorológica a partir de este jueves, si bien añadió que "la tendencia es que cambie el tiempo", pero consideró "arriesgado afirmar hasta dónde va a afectar", por lo que recomendó a los ciudadanos que se pongan al corriente de las actualizaciones del tiempo que difunda estos días la Aemet.

No obstante, Guitérrez rercalcó que el jueves "entrarían precipitaciones por el noroeste, que afectarían primero a Galicia y el Cantábrico, y luego más débilmente al resto del país".

Además, dijo que el viento giraría el viernes al norte, lo que desencadenaría "una bajada de temperaturas y precipitaciones con cotas de nieve otra vez bajas". "Se esperan lluvias en Galicia y el Cantábrico, y veremos hasta dónde se extienden", apostilló.

Ese cambio en la dirección del viento favorecería la entrada de una masa de aire frío a partir del viernes, con precipitaciones más probables e intensas en el norte peninsular, aunque ocasionalmente se extenderían a gran parte de la península y a Baleares.

La cota de nieve, que durante el jueves se mantendrá relativamente alta, podría bajar el viernes hasta entre 300 y 600 metros en Navarra y los Pirineos, y de 500 a 900 metros en el resto de las zonas.

Gutiérrez comentó que las temperaturas máximas de esta semana "se acercarán a los valores normales", mientras que las nocturnas estarán por debajo de lo que es habitual para esta época del año.