Adif dice que el agua descalzó la vía en el accidente en Sevilla y defiende que cumplió los protocolos

La compañía ha comentado las conclusiones definitivas de la investigación interna por el accidente del tren de media distancia ocurrido ayer en Sevilla.

Servimedia 30 de noviembre de 2017

El gestor de infraestructuras ferroviarias Adif explicó este jueves que a la espera de las conclusiones definitivas de la investigación interna por el accidente del tren de media distancia ocurrido ayer en Sevilla, los datos conocidos apuntan a que una "gran avenida de agua anegó el cauce y descalzó la vía en el punto donde se produjo el descarrilamiento".

"Esta es la primera vez, desde su puesta en servicio hace 26 años, que en el tramo del accidente las precipitaciones meteorológicas provocan una incidencia similar en la infraestructura", expuso Adif en un comunicado.

Además, Adif defendió que hasta el momento del descarrilamiento garantizó los reconocimientos de vía estipulados en el 'Manual de Prevención y Gestión de Incidencias' de la compañía, "cumpliendo los protocolos según la clasificación de riesgo de la zona y las alertas recibidas" por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La empresa pública añadió que "continuará en los próximos días con las investigaciones abiertas internamente para esclarecer las causas del descarrilamiento, un proceso que, como en cualquier accidente, requiere de un complejo análisis".

TRABAJOS EN LA VÍA

Los servicios técnicos de Adif iniciaron ayer, miércoles, los primeros trabajos para reponer la vía afectada por la crecida "imprevista" del río Guadaira y restablecer los servicios de circulación ferroviaria en la línea que une Málaga y Sevilla.

Los trabajos para restablecer la circulación, indicaron, se han centrado desde primeras horas en la consolidación del terreno afectado por las lluvias, tanto en la vía como en los caminos de acceso, para que puedan actuar los vehículos de obra y los dos trenes taller enviados a la zona, uno por cada lado.

En el punto donde los daños son mayores, será necesaria la actuación de un tren de balasto y, posteriormente, de una bateadora que ha sido igualmente enviada al lugar. Por el momento, señaló la empresa, no existe una previsión para el restablecimiento del tráfico ferroviario.

En paralelo, Adif emprendió los trabajos de investigación para esclarecer las causas del descarrilamiento del tren de media distancia en esta línea, a la altura de la localidad de Arahal.

Adif explicó que el tramo donde se produjo el descarrilamiento se encuentra en el trayecto El Sorbito-Arahal, fue construido por la Junta de Andalucía y puesto en servicio en marzo de 1991.