El CGPJ avala la idoneidad de Sánchez Melgar como nuevo fiscal general del Estado

El magistrado del Tribunal Supremo Julián Sánchez Melgar fue ponente de la 'doctrina Parot', que alargó la estancia en prisión de los etarras, y se opuso a la llamada 'doctrina Botín', que desestimó la causa contra el expresidente del Banco de Santander al acusarle sólo la acción popular.

Servimedia 30 de noviembre de 2017

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se ha pronunciado afirmativamente sobre la idoneidad del magistrado de la Sala Segunda del Tribunal Supremo Julián Artemio Sánchez Melgar para ocupar el cargo de fiscal general del Estado, para el que fue propuesto el pasado viernes por el Consejo de Ministros.

El órgano de gobierno de los jueces ha cumplido así el trámite de audiencia establecido en los artículos 124.4 de la Constitución Española y 560.1.4ª y 599.1.2ª de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

El Ejecutivo de Rajoy está interesado en agilizar al máximo el nombramiento del nuevo fiscal general. La muerte el pasado lunes del fiscal superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, es un motivo más para que el nombramiento sea rápido, porque el nuevo fiscal del Estado es el encargado de proponer en nombre del próximo fiscal superior de Cataluña.

El magistrado del Tribunal Supremo Julián Sánchez Melgar fue ponente de la 'doctrina Parot', que alargó la estancia en prisión de los etarras, y se opuso a la llamada 'doctrina Botín', que desestimó la causa contra el expresidente del Banco de Santander al acusarle sólo la acción popular.

Sánchez Melgar tiene 35 años de antigüedad en la carrera judicial. Fue presidente de la Audiencia Provincial de Ávila entre 1993 y 1998 y es magistrado del Tribunal Supremo desde el año 2000 con el apoyo de los vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) propuestos por el PP.