Cadena perpetua para los responsables de los 'vuelos de la muerte' de la dictadura argentina

La causa, la más grande abierta en Argentina, se inició en 2012. Sus crímenes afectaron a casi 8.000 personas.

Alfonso Mata 30 de noviembre de 2017

Cadena perpetua para los responsables de los 'vuelos de la muerte' de la dictadura argentina

Durante la dictadura argentina, Alfredo Astiz (Ángel de la muerte), Jorge Acosta (el tigre) y Ricardo Cavallo (Sérpico), destacaron por la brutalidad de los métodos que empleaban contra sus víctimas en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

Ahora, un tribunal ha condenado a estos tres hombres a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad cometidos durante el régimen.

A lo largo de la causa, ESMA III, la más grande abierta en el país sudamericano, se han investigado crímenes que afectaron a 7889 víctimas. Los tres han sido condenados por privación ilegítima de la libertad e imposición de tormentos a perseguidos políticos, entre otros delitos.

La causa se abrió en noviembre de 2012 e investigó los siniestros métodos empleados en la ESMA, entre los que destacaban los vuelos de la muerte, donde presos eran drogados y lanzados desde un avión sobre el océano a cientos de kilómetros de la costa.

Por primera vez, han sido juzgados 8 personas por su implicación directa con estos vuelos. Entre ellos, destaca Julio Alberto Poch, ex piloto, detenido en 2009 en nuestro país.