Junqueras y los exconsellers de ERC en prisión acatan el artículo 155

Piden su puesta en libertad y aseguran que defenderán sus ideas por la vía del dialogo.

Fernando Fernández Quintas 28 de noviembre de 2017

Oriol Junqueras y los exconsejeros de ERC, encarcelados desde el pasado 2 de noviembre, han enviado al juez del Tribunal Supremo un escrito en el que piden que se les ponga en libertad y que acatan la aplicación del artículo 155. Lo que no harán, según el escrito enviado a Pablo Llerena, será renunciar a sus convicciones políticas, pero ahora insisten en que las defenderán por el dialogo y la negociación.

El escrito enviado por sus abogados asegura: "Mis mandantes aceptaron y aceptan la aplicación del artículo 155 en los términos que autorizó el Senado y aprobó el consejo de Ministros. Lo han hecho desde la más profunda discrepancia política y jurídica. Consideran que dicho artículo no permite en ningún caso cesar a los miembros del Govern, ni apropiarse de las funciones de la Presidencia de la Generalitat ni bloquear la actividad del Parlament, pero han decidido acatar su aplicación e impugnarla por los cauces jurisdiccionalmente oportunos".

En esta carta, los exconsejeros dicen, escudándose en la Constitución, que ésta "protege al disidente político dentro de sus principios de tolerancia al discurso político pacífico, incluso cuando dicho discurso es perturbador o chocante".

La carta se ha presentado al nuevo instructor de la causa y la defensa de Junqueras y sus exconsejeros asegura que todos ellos "aceptaron y aceptan la aplicación del 155 desde la más profunda discrepancia política y jurídica" a demás de que "no renuncian a defender sus convicciones políticas por vías estrictamente pacíficas y democráticas y trabajarán con el objetico de alcanzar un acuerdo que permita poner en manos dela ciudadanía la decisión obre el futuro político de Cataluña".

La Audiencia Nacional revisará el próximo lunes la vista de los recursos contra la prisión de Junqueras y de los otros siete encarcelados después de que el Tribunal Supremo haya asumido la causa contra ellos.