Los obispos observan "visos inquisitoriales" en la Ley de Igualdad LGTB

El portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE) asegura que es "fundamentalista" y que llevará a la "destrucción de libros".

Servimedia 27 de noviembre de 2017

Los obispos observan "visos inquisitoriales" en la Ley de Igualdad LGTB

El portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, arremetió este lunes contra la Ley de Igualdad LGTB porque tiene "visos inquisitoriales" que la convierten en una legislación "fundamentalista", pues considera que "pretende excluir otras visiones acerca del ser humano".

La Ley Contra la Discriminación por Orientación Sexual, Identidad o Expresión de Género y Características Sexuales, y de Igualdad Social del colectivo LGTB -ya en trámite en el Congreso de los Diputados y conocida como Ley de Igualdad LGTB- sigue siendo una batalla para los obispos, que acusan a sus impulsores de promover la "ideología de género".

El texto, impulsado por la Federación Estatal LGTB (Felgtb) y registrado por el Grupo Parlamentario de Unidos Podemos, fue admitido a trámite en el mes de septiembre y recoge algunos aspectos como la necesidad de visibilizar en los libros escolares los distintos tipos de familia, incluyendo las parejas homosexuales o las familias monoparentales.

"Pretende excluir otras visiones acerca del ser humano" y llevará a la "destrucción de libros que vayan contra la ideología de género", manifestó Gil Tamayo en una rueda de prensa convocada para dar cuenta de los asuntos tratados en la Asamblea Plenaria de los obispos españoles, celebrada la semana pasada y donde este asunto ocupó un lugar capital.

Otro de los puntos de esta ley que preocupa al clero es la Agencia Estatal que pretende crear la Felgtb en el marco de esta ley, un organismo "consultivo" e "independiente" -según el propio texto legislativo- que elaborará informes y que podría incoar "de oficio" la "inspección, instrucción, resolución y ejecución de los expedientes sancionadores dimanantes de las infracciones" de esta ley.

De ahí los "vistos inquisitoriales" de los que, según la Conferencia Episcopal, peca esta ley, por lo que instan a las fuerzas políticas "a oponerse" cuando se vote, aunque ahora deberá someterse a un proceso de enmiendas que, previsiblemente, alterarán el contenido legislativo, después de que PP y Ciudadanos ya hayan manifestado su intención de enmendarla.

De hecho, el propio grupo de Unidos Podemos -que registró la iniciativa- reconoció en septiembre que valora presentar enmiendas a su propuesta, ya que el texto íntegro de la proposición de ley fue elaborado por la Felgtb. Por su parte, el PP se mostró partidario de desarrollar una legislación en materia de Igualdad LGTB, pero entiende que la elevada por la Felgtb a través de Unidos Podemos no es la apropiada.